¿Qué lecturas os seducen más?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

The twilight of the "novísimos"

The weightless aspect of the actual poetry is showed in this book of Yamilka Noa

Echoes of Sorrow isn't a common poetry book. In there, six are the poems which basis the argument and a perfect resume of the lyric idea of Yamilka: When hope dies, Oh death!, Premature death, Black suffering, This is sadness and The secret of pain. In they, she explains an interesting mixture of self-suffering and metaphoric uses of posmodern poetry by the true essence of novísimos.



Hope

I alight
on weakness.
I'm a little butterfly
vulnerable
to losing my strength.
But I breathe,
there's still spirit,
there are colours
decorating my wings.
I'm not alone,
never alone.




About the author...

Yamilka Noa was born in Holguín, Cuba, and has also lived in Costa Rica (2002-2009). At now, she resides in London (England), where she is studying Digital Media Production at Thames Valley University.

Between other prises, she wons two mentions in the Nosside Poetry Prize Competition (2007, 2008), an international multilingual and multimedia award for previously unpublished work. She is currently working on The effect of insomnia to be published shortly.





Title: Echoes of sorrow
Author: Yamilka Noa
81 pages
Category: Poetry
Price: 9,99 uk
How to buy?:





Copyright:

Review:
©LITERATURA DEL MAÑANA

Photos and poem:
©Yamilka Noa

Published in this blog with the consent of the author:
www.literaturadart.blogspot.com


Imprimir artículoWikio

domingo, 21 de noviembre de 2010

Agenda de novembre i desembre de 2010. Actes benèfics, exposicions artístiques i presentacions de llibres:




Sopar solidari De l'Habana a l'Empordà. Amenitzat pel grup Port-Bo, en col·laboració amb Amnistia Internacional. El proper 25 de novembre de 2010 al Restaurant El Cingle, Plaça Major s/n (Vacarisses). Per a veure el menú, cliqueu en el següent enllaç: http://www.elcingle.com/images/over/Comunicados/Cena%20amnistia_CAT.pdf Per més informació, consulteu aquest altre link: http://www.elcingle.com/index.php/ca





Presentació de llibre.
Hèctor Gomis presentarà, el proper 30 de novembre de 2010 a les 19.30 h (a la Llibreria Bertrand de la Rambla de Catalunya, núm. 37 de Barcelona), el seu llibre de relats, que du el títol d'HISTORIAS PEQUEÑAS. Aquest és un recull de contes (en sa majoria publicats al seu bloc http://www.uncuentoalasemana.blogspot.com), que anirà il·lustrat i comptarà amb alguns relats inèdits de l'autor. Més informació a: http://xn--historiaspequeas-kub.es














Obra de teatre. Estrena de l'obra d'Àngel Guimerà, Terra baixa, al Teatre Alegria (Terrassa). El proper 5 de desembre de 2010 a les 18.00 h. Els beneficis obtinguts en la funció del dia esmentat seran donats a la Fundació Vicenç Ferrer. Preu de l'entrada: 15 €. Reserves: 93/ 735 41 65 - 608 89 71 77.









Exposició artística Geometrias, gestos e grafias a la galeria Arte Plural de Sâo Paulo; amb la participació de diversos artistes brasilers (com Almandrade), dins de l'homenatge a Alberto Cunha Melo. Comisari: Raul Córdula. Rua da moeda, 140, bairro do recife CEP: 50030-040 de Sâo Paulo (Brasil). S'inaugurarà el proper 1 de desembre de 2010 a les 19.00 h (l'exposició romandrà oberta fins el 30 de gener de 2011).











Imprimir artículoWikio

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La revista "Catalunya Cristiana" publica un reportatge de l'escriptor Àngel Brichs



A les pàgines centrals del núm. 1624 de la revista religiosa s'ha publicat una entrevista que l'escriptor egarenc Àngel Brichs féu al pintor de murals, natural de Tàrrega, Josep Minguell i Cardenyes




Qui vulgui donar un cop d'ull a l'article, ho pot fer tot clicant l'enllaç següent:
http://www.catalunyacristiana.com/imatges/pagina_2_cat.pdf





Copyright:


Fonts de les imatges i reportatge:
©Àngel Brichs i ©Catalunya Cristiana



domingo, 7 de noviembre de 2010

Poetry on blog (XVI): Chris Lawrence


Saxophone of the Blissful

smoky auburn hair,
eyes shallow closed,
music permeated,
the atmosphere
drawn by the
colluding sound
of a saxophone,
dew down cleavage,
exalted breathing
a rapture,
unravelled my conscious
guiding me to
solace..






About the autor...


Chris Lawrence (England, 1964) has written, for a number of years, novels and different screenplays. His poetry, was presented to the world on few years by the one of the new and best forms to made and promote the literature on today: Internet.

He published also in a variety of online magazines as Troubador21, deuce coupe, callused hands, and amphibi.us between others. At now, he is in process of publish a couple of poetry collections.



On the poem, which he like to share with us, show perfectly one of the finests war instruments of the bohem of XXI century: a metaphorical reply for a new poetry which didn't lost her music, but what it's approximating to new generations, aspects and methods of view this literary genre.



Copyright:


Poem and photo:
©Chris Lawrence


Review:
©LITERATURA DEL MAÑANA


Published in this blog with the author's consent:
www.literaturadart.blogspot.com



A "fashion dress" will play in auction for charity



One of the newest serbian designers, Maja Krsmanovic´, has been promoted an auction for charity for dog's asylum in Serbia





A dress of her collection 'Mystical' will be sold in this event; after that, the money collected in this way will be intended for making homes for dogs (the dress is made of santug silk with tulle and with details from satin stripe. Size of dress is M (38) ).









Whole people who will be interested in this auction, can bid from an initial amount of 50 euros. For more information or submit the offers, they can contact via private message in inbox on profile of Maja Krsmanovic´, at this event and on e-mail address: maja_krsmanovic@yahoo.com




_
About Maja Krsmanovic´:
_


They need you!





Copyright:


Press note:
©LITERATURA DEL MAÑANA


Photos and source of news:
Maja Krsmanovic´


Published in this blog with the consent of the author:
www.literaturadart.blogspot.com




sábado, 6 de noviembre de 2010

La "Revista Exclama" publica un relato de Ángel Brichs




Una de las publicaciones latinoamericanas más arriesgadas y pionera de las nuevas tendencias del siglo XXI ha publicado, en su edición nº 11 Sueños, un relato de nuestro colaborador, el escritor Ángel Brichs





En palabras de Brichs: Silencio ha sido un experimento que me ha remitido a mi prosa primera, la que me hacía discurrir en imaginarios fantásticos y mitos ancestrales, asiéndolos, no obstante, a ese realismo eléctrico, visceral y sin tabúes, que caracteriza a mi narrativa actual; mezclándolo todo en un cóctel explosivo, del cual las imágenes que lo ilustran recrean, perfectamente, el escenario que el texto busca.



Exclama es una revista colombiana (con sede en Bogotá: www.revistaexclama.com) de moda y nuevas tendencias que prima por concebir una importancia superior en la imagen, más que en el texto. Tras ser agradecida con nuestro colaborador, nosotros también hemos querido mostrarles gratificación por esta singular edición, a cargo de Juan Pablo Valencia y su fantástico equipo de colaboradores. Sin duda un paso más para crear cultura dentro de la cultura. ¡Todo un éxito!

Para leer la sección de Ángel Brichs en Exclama, hagan clic en este enlace:
http://www.revistaexclama.com/exclama/s-tendencias/literatura/detalle/37/


lunes, 1 de noviembre de 2010

Poesía en blog XV: Roser Amills

"Leer a algunos de los nuevos poetas del siglo XXI, como Roser Amills, nos evocan hasta una época dorada, donde se empezó a crear una suprema necesidad de eternizarlo todo con una cámara. Ahora, sumidos ya en lo vacuo, en la simplificación de la vida y la escenificación mínima de la realidad que nos rodea, sacando el lastre innecesario, no nos impide de hacer algunas escapadas a nuestro pasado más inmediato, donde el gusto por el simbolismo se mezcla con un neorrealismo exacerbado que aúlla, estéril, en versificaciones más propias de la poesía concreta, paradigma y precursora de esa otra visual que nosotros mismos nos hemos creado".

Ángel Brichs
Columnista de la Revista Belianís
www.belianis.es/angelBrichs.htm










I. LOS CAFÉS
(del poemario Uno solo, por favor)



Hoy es posible empezarlo todo:
mi deseo de amor delimita el mundo.










Abro

una a una las páginas
de este día malvestido
y encharco con ellas mis pasiones sin alas,
riego murmullos de quejas y horas,
cavo el chasquido de unas imprevistas piernas
abiertas,
esa forma inabarcablemente propia de superar los días.
Sí, me obligo, de improviso,
a caminar una tarde nómada de latidos
llanos tras la angustia
y voy contando tu edad desconocida
entre tantos pies que pasan.
A tu paso, una compresión pulmonar,
una sed mal venida,
la inmensidad loca
de tu autonomía
y yo que quisiera volando escapar de las raíces
de las siete:
temible y esclarecida
tu espalda sudorosa me detiene.



Sé que aún no me piensas,
pero ya nos sentimos un poco.
Un día poco a poco doliente
sentada en un gran café,
entre sillas prometidas
y urbanas esperas sin sed,
(el café no ha cambiado, no se ha movido siquiera)
indolente y serena,
aferrada a un fino libro de horas y canas
hueras, sin actividades marchita
esperaba mi dama.
—Públicamente afligida,
ansiosa de dudas y almas,
la desdichada luz de la puesta
se alzaba de tarde inventada—.



Reconozcamos que la mejor solución, en estos casos,
consiste en entregarse lentamente
a la desesperación del náufrago:
observar el salitre de las olas
y correr el riesgo de que algún intruso
nos quiera salvar la vida.
Las primeras obras
fueron elevadas;
hoy, groseramente histórica,
mi boca sólo clama
por tu amor.
Brota sin trabajo un fulgor marchito
y es ya luz enhebrada de luces
y un viaje sin caminos.





En el interior del bar la bombilla justa,
un frufrú de aguas calientes,
el soñoliento epigrama de tus palmas vacías
y este desasosiego absurdo,
resbaladizo,
que devora,
las puntas hacia fuera,
embebido en gritos,
la pausa inmensa de otro domingo
_________________________________________________cualquiera.
Es conveniente e incluso
imprescindible
creer que el Eixample es monótono
y aburrido.





Hay que entrar en ese café de la esquina
y entregarse a la película francesa
que nos gustaría vivir.
Entro, sin apenas un ruido,
y cargo mis ojos de cenefas,
desvisto los hombros del abrigo,
levanto unas cuantas esperanzas,
desperezo mi camisa
____________________________________y atiendo a todos y cada uno
de los resquicios de tu vida.





Tras el holgorio acuartelado
de los expresos sorbidos sin pausa
intuyo un orden pasajero de posavasos sucios
entre espuma de cervezas.





En todas partes subyace coronada
una melancolía redentora de tazas que se enfrían:
amar es desenvainar los días uno a uno
_______________________________________________como un verso.
Junto a la puerta que no da al vano,
cargada de versos y vasos
una sonrisa con manos
y mis grandes pensamientos



mundanos.
Inmediatamente, cual anónimo
gesto epistolar, una taza,
pido una taza de certificación notarial,
que todos sepan de mi espera.
El cielo amarillea, azulea, enrojece,
tus ojos se perfuman,
todo eso es el cariño,
incluso los lazos,
pero uno se ve envejecer fragilísimo
y sabe que no durará eternamente
y llegan las prisas
en un despliegue
exacto
de asertos saltadores de cornisas.
Me atenaza el cuello
el nudo apretado de tu distancia
esa forma de no mirarme,
mortalísima llaga
elevada congoja:



sé que ya algo desnuda bajo el vestido
preguntas sin decir nada.
Los músculos de tu nombre,
—cuando por fin me lo has dado—
me tocan la cara
en un rubor



estremecido.
Mido el espacio ultraplegado
que esta tarde ha dispuesto súbitamente
entre tus horas y las mías
y pienso en el amor,
un sereno e ineficaz
salto al vacío.
Lo inesperado
sólo cuando es dúplice puede ser perfecto.
Felices como altramuces
los camareros más amarillos enturbian las mesas,
arrugan los platos,
entregan boletines de espera,
ajustan sin cesar sus brújulas enloquecidas
de cualquier manera.



Una brisa displicente
de leves sobresaltos
me lleva en bandeja
a la costa de tu isla.



Las voces, ya más confusas,
en festón burbujeante me alegran.



¡Ah! A pie de página,
yo ya nadándote,
tú en tu ingenua validez pública
y el sol cayendo cual flechas.
Humeaba la fábrica de embelecos



de la cafetera,

un asedio de verbos bruñido,
una invitación vaporosa
a la verborrea.


Y, sobre todo, tu sencilla tibieza.

























"Los escritores de mi generación, ya posteriores a los novísimos, y quizás más avezados a una lírica de lo social que a retratar pirámides y dioses apolíneos, aun no siendo de nuestra época, no podemos dejar de pensar en la grandiosa Colita y los tejemanejes de la Gauche Divine barcelonesa de finales de los sesenta y setenta cuando leemos algunos de los modernísimos poemas del poemario Morbo definitiu de Bibiloni".

Ángel Brichs
Columnista de la Revista Belianís
www.belianis.es/angelBrichs.htm








Tarda de compres a Barcelona


Quan vaig passar a veure la botiga
van ser molt amables.
A més hi ha joguines en exposició
que es poden tocar.
Vaig veure una triple obturació simultània
al costat de les llaminadures
i una revista alemanya on una noieta declarava
"tinc els mugrons durs com taules",
lubrificants de molts colors, irrumacions
i feres engabiades, biberons, mangales,
petxines, figues, flabiols sense forats,
caus elèctrics, selves exuberants, espases
de totes les grandàries i proporcions


i una postal plastificada
de la Torre Agbar.
















Avui em fa sol entre les cuixes


Avui em fa sol entre les cuixes i tot va al gra,
la dona ha entrat al sacseig de la cultura i al sexe
dels forats foscos que es miren sense ruboritzar-se,
et parlo de les petites i belles perversions
de que hi ha vegades que cal aturar-nos,
cal obstaculitzar el pas per a que la gent miri els núvols
i es pregunti quines formes poden arribar a prendre
i cal fer un solo de flauta sobre el paper
per celebrar-ho,
cal eixamorar l’herba amb la llengua,
amorrar-se al piló per aprendre
a dir-ho tot amb el nom que té
i les ganes amorosides que manquen
i cal dir ciclista sense calces, parrús
i cony i natges i esquerda badada,
amb la boca curulla de semen
cal copsar els antecedents,
la vigília del plaer que degoteja
i distingeix a una dona entre les altres dones
i d’on venen les fires de pony-girls i els polos
de maduixa, les ganes d’estirar-nos
per tocar una pell i l’altra
amb la llengua xalesta i capaç
d’assaborir el gust dolç i amargant
i el salat i l’irreverent i el veritable
d’un fet de profunda transcendència:


eixarrancar-se.


















Després de sopar

Després de sopar hem baixat l’escala de cargol
i sense fer soroll ens hem amagat a sota:
volia comprovar si és veritat
que la salsa de tomàquet donaria bon gust
al sospir que t’havia de treure de l’ànima.













Mal negoci

He sortit al capvespre
a fer de puteta barata, barjaulot de revetlla
insinuada asseguda a la barra del bar
però no he fet negoci, ni caixa ni clients:


tots aquells que s’han apropat
s’ho podien endur tot de franc.


































Algunas notas acerca de la autora...



Roser Amills Bibiloni, nacida en Algaida (Mallorca) en 1974, es una escritora y poeta afincada en Barcelona desde 1992. El año 1995 empezó su labor periodística, trabajando para numerosos grupos editoriales (Critèria-Grup Cultura 03; Globus Comunicación; Grupo Godó-El Mundo; Seix Barral; Grijalbo-Mondadori o Grupo Zeta, en la que fue redactora de WOMAN, CNR, Tu Salud, You, MAN y Jefa de Redacción de SUMMUM), especializándose, más tarde, en su faceta (ya consolidada) de periodista digital. Es autora de varios libros en catalán y castellano, tanto de poesía como de relatos, entre los que podemos distinguir a Uno solo, por favor (Editorial Calambur) o Lais per amants distingits (Abadia Editor). En la actualidad es miembro del equipo de Letra de Cambio. La Nueva Literatura de Analecta Literaria y jefa de prensa del Premio Terenci Moix de Narrativa Gay y lesbiana. Ha participado en numerosos recitales de poesía y coordinado portales y revistas de ámbito digital de cierta relevancia (como la publicación Nosotras.com) participando, a su vez, en algunos eventos (Ciclo NARRA el DORS del Carmel, 2010, junto al escritor Matthew Tree o en el catálogo Artistes per a un nou segle 7, de la Galeria Canals de St. Cugat) y programas radiofónicos y televisivos (en 25 TV o Canal 33).


También ha incursionado en el ámbito ensayístico (Nos casamos, Maeva Editorial, 2004) y en la crítica artística (Mejan, biografia del pintor, Anuart Edicions, 1998). Pero sólo necesitaremos leer algunos pocos versos de los poemas que publicamos hoy en LITERATURA DEL MAÑANA para saber donde radica el verdadero talento de esta autora polifórmica. Los cafés, la primera parte del poemario Uno solo, por favor, ganador del Primer Premio de Poesía Universidad Politécnica de Madrid; y Tarda de compres a Barcelona, Avui em fa sol entre les cuixes, Després de sopar o Mal negoci, pertenecientes al poemario inédito Morbo a Barcelona amb vint-i-cinc cèntims de vi, nos reflejan el género lírico donde esta autora mece todo su interés y devoción: el erótico.



La poesía erógena de la autora balear está dotada de un cúmulo de imágenes que la aclaman como una clara heredera de la poesía realista de los setenta y, a su tiempo, la acercan a una visión particular de ver la vida que busca su equilibrio entre el perfil del poeta callejero de finales de los noventa y este nuevo autor, artista multidisciplinar y buscador incansable, que refleja la personalidad del bohemio que nos ha traído este milenio. Amills experimenta con el lenguaje de la misma forma que la poesía lo hace con el mundo, aludiéndonos un esquema nuevo en el que los tabúes y metáforas sin sentido desaparecen para dejar paso a esta nueva mujer del XXI, libre al fin de toda atadura moral y sicológica, que argumenta sus palabras según su forma de pensar, sin atenerse a las consecuencias. Y no es precisamente en la ausencia del lenguaje austral (ausente de sexo), típico en la poesía de los 80 y 90, donde el lector de nuestros días se siente a gusto. Éste ya ha superado los miedos de antaño. Es más, se puede decir que su imaginación lo abarca casi todo, y carece ya de límites o de barrera alguna. El poeta, entonces, sólo tiene que pisar a fondo el acelerador e ir hacia donde los nuevos carburantes líricos (lógica y simplicidad) de la presente generación arroba pueden llevarle. El resto del camino: el de siempre, empero: la habilidad del escritor para ganarse a ese público que siempre pide más, y que no se conforma con algo pequeño, prueba de nuestra continua evolución.




Recientemente, en este 2010, ha participado en una antología colectiva de relatos en catalán: L'arbreda ebrenca, editada por March Editor y prologada por el periodista y escritor Víctor M. Amela, la cual acaba, también, de publicarse.









Copyright:



Poemas e imagen:
©Roser Amills



Reseña:
©LITERATURA DEL MAÑANA



Publicado en este blog con el consentimiento de la autora:
www.literaturadart.blogspot.com











Imprimir artículoWikio

Poesía en blog XIV: Rolando Revagliatti


"El sustrato hiperbólico que imprime Revagliatti en su altisonante lírica, tiende un puente de apertura en el umbral de una poesía mediática vacunada, a menudo, con reivindicaciones a tópicos pasados y nuevos, donde el poeta siempre busca (en un lenguaje ampuloso y profundamente retórico) la razón de su existencia".

Ángel Brichs
Columnista de la revista cultural Belianís
http://www.belianis.es/angelBrichs.htm




A Joaquín Sabina
Poema inédito (colección Ripio)

Érase una flamígera de frente
y una troyana de través
admiradoras admiradas
a su vez

Mellan el lirismo de Al Capone
las ráfagas de causticidad de sus enemigos
y es entonces cuando no hallaríamos
sin tus detectives
la pistola frutal

¿Cómo repercutirían en los filamentos
de tus lunas los episodios de arbitrariedad?

Ditirambos sujetos a las liturgias
fofas allí
donde nos aplastan.






Rumbo a la plaza

–¿Qué quieren matar con tantos crímenes, mami?–
preguntó el niño, mientras caminaban
Y la mami, sin detener la marcha, lo miró a su hijito

–¿Qué quieren, con tantos crímenes
los hombres, matar, mami?–
insistió
Y la mujer intuyó que aunque adorable
el monstruito sospechaba respuestas

–Hay algo que matando no logran
sin embargo, matar, ¿no, mami?–

La madre se detuvo
y sonrió
y lo besó
y lo besó

y lo acalló.








Algunas notas acerca del autor...


Natural de la ciudad argentina de Buenos Aires (1945), Rolando Revagliatti es autor de varios libros de poemas y relatos, en su mayor parte publicados entre 1988 y 2009, tales como Picado contrapicado, Tomavistas, Propaga, Ardua, Pictórica, Desecho e izquierdo, Sopita, Leo y escribo o Historietas de amor, entre otros. La mayoría de ellos cuentan con ediciones electrónicas, así como también sus tres poemarios inéditos en soporte papel: Ojalá que te pise un tranvía llamado Deseo, Infamélica y Viene junto con, disponibles gratuitamente para su lectura en www.revagliatti.com.ar o www.revagliatti.net.


Como muchos poetas de su generación, Revagliatti es producto de una época en la que la poesía era objeto de estudio en sí misma, donde los versos florecían en el llanto amargo de conflictos armados y sombras de dictadores andinos, buscando en una estética narcisístico surrealista el beatus ille (lugar idílico), huyendo del existencialismo y realismo de sus antecesores para sumirse en una variedad de estilos sujetos, asidos en su mayoría al criterio unívoco del autor, y los cuales (en su forma y contenido) formaron gran parte de la poesía novísima española y latinoamericana hasta finales del milenio pasado. Poesía que se ha visto transformada (en la actualidad) en una simbiosis cargada de realismo y de vanguardias vintage (como el concretismo y el dadaísmo), muy lejanas a esa corriente estilística que sumió a la literatura en ese nuevo género, ahora ya trasnochado y caduco, que, influenciado en gran parte por los canales de masas propios de nuestra época (el cine y la televisión) desde el mundo anglófono se bautizara como New Age. Lírica que podemos apreciar, en su justa dimensión, en sendos poemas que el porteño ha querido compartir con LITERATURA DEL MAÑANA.




Copyright:


Poemas y fuentes para la reseña:
©Rolando Revagliatti

Reseña:
©LITERATURA DEL MAÑANA

Publicado en este blog con el consentimiento del autor:
www.literaturadart.blogspot.com



Ecos de futuro (Opiniones, VII)



La nueva historieta del siglo XXI ha dejado de ser un vehículo de escape, para ejercitar una gran influencia en las nuevas generaciones del XXI, uniendo dos polos donde se cimentan las bases de nuestras sociedades modernas, localizando el ADN (o código de conducta) que las preserva y hace existir.




Poco tardó en convencerse el hombre y mujer de la segunda mitad del siglo XX, que, tras el epílogo de dos guerras mundiales y una tercera, aún por existir, los motivos de supervivencia que la era aeroespacial habían traído consigo, trocarían sus vidas para siempre. Una nueva categoría de iconos, mezcla de la fantasía (como resto del carácter romántico que siempre ha dominado al ser humano) y ficción de lo real (que nos légó el cine), no tardaron en manifestarse desde oriente a occidente (Japón y EEUU, principalmente) como un conato de resistencia a nuestros temores más atávicos y viscerales (el sexo, la muerte y la existencia) para resolver, desde un principio, esa difícil ecuación que ahogaba, irremediablemente, a la humanidad en una esencia baldía de lo que antes había sido.
Nuestros miedos, sin embargo, quedaron truncados al ver que tras el cambio de milenio, solo un efecto (muy localizado, llamado 2000) cambiaba, más bien poco, nuestra abúlica existencia descubriendo, al fin, que el cenit de todas las cosas no había llegado todavía.
Era hora de valerse de esa influencia, que, en los últimos veinte años había conseguido ejercer las distintas variantes (dependiendo de su origen y evocaciones) del superhéroe moderno.



Los nuevos soportes tecnológicos han creado una nueva filosofía de valorar nuestro mundo y calibrar nuestra existencia; una vertiente de pensamiento basada en el tempus fugit, pero sin verlo como un código devoto-existencial de la self-decadence del Hombre del XX, sino como un apartado que dibuja, claramente, el cambio de modelo vital de la sociedad post-atómica; una realidad que vemos manifestarse en uno de los nuevos géneros literarios creados en éste, nuestro futuro, que ya es pasado: el cómic.



Mientras que en Japón, el manga y el hentai se desarrollaban (desde los años 80) como un movimiento que ha unido, finalmente, a las nuevas razas humano-modernas (freaks y geeks), en Estados Unidos y Europa, los personajes de tebeos, BD y novela gráfica en general, han huído de los acomplejamientos de nuestra vida postmoderna para asirse en un género literario más donde los hubiese.
Pero fue con la introducción de los nuevos héroes del XXI (Watchmen, Transmetropolitan, Lobo...) y la revolución espacio-tiempo que suponen los nuevos cambios de ciclo habidos en nuestra actual sociedad cada 20 años (muestra clara son títulos como Los superhéroes y la filosofía, Editorial Blackie Books, 2010: www.blackiebooks.org/#BB12) descubrimos, que, lo que es nuevo se adapta a las nuevas generaciones como algo pasado con lo que debemos nutrirnos; donde el icono del gran héroe ha sido desmitificado, al fin, pasando de ser una figura pop a alguien simplemente humano que ha dejado de ser un semidiós para ser idolatrado como un demiürgo del pensamiento moderno, reuniendo en sus enclenques o anchas espaldas el carácter del ser humano de nuestros días.





Copyright:


Artículo:
©Ángel Brichs


Imagen:
©Wikimedia Commons


Publicado en este blog con el consentimiento del autor:
www.literaturadart.blogspot.com


Prosas escogidas (VI): Ronie von Rosa




A bicicleta
(relato en portugués)


Não. O tempo não estava no movimento. Ele pensava. O tempo estava na bicicleta. Imóvel encostada ao muro.
Sim. O movimento era apenas ilusório, o tempo era além dele. Era imobilidade. Sim.
O muro estático e a bicicleta plantada em suas costas. Sustentação tácita. Amparo. O verbo já não existia. O verbo era distância. De fundo o azul chumbo de um céu imóvel como o tempo. Assim como ele. Estático.
Os aros da roda já não deliravam pelas estradas, mas uma massa de tempo enlouquecida se embrenhava imperceptível por eles. Silencioso enroscava-se no metal da bicicleta, retorcia-o. E ele percebia.
O tempo estava. Antes do movimento. Antes do verbo. Antes da representação do movimento. Antes da representação da fala. Ele.
Os pensamentos tentavam se constituir, mas a densidade temporal era anti-constitucional, e os pensamentos e também os sentimentos mesclavam-se em mechas de tempo e no metal da bicicleta e no barro do muro e na carne que era dele.
Então chorou. Silenciosa a lágrima percorreu pele e carne e porosidades e espaços e lembranças. E fez-se memória e apagou-se-extinguindo-se no silêncio da terra. E não houve outra.
Só a bicicleta muda. E dizia tanto. E gritava tão alto. E o muro permanecia além do próprio muro,visto que agora era lembrança. E também a bicicleta. Verde. Não o muro. Este cinza e velho. Como ele.
Cinza e velho ele percebia o tempo, e a bicicleta e o muro. E se tudo era símbolo. Era ele símbolo. Fechou a mão lentamente e pode sentir o tempo pulsando dentro, e afundar-se na carne e mergulhar pra dentro do corpo. E tudo pulsava e tudo era quente.
Tudo era quente no silêncio da bicicleta.
O movimento já não era necessário. Assim como o muro resolvera ficar. Coisificar-se no tempo. Plantar-se.
Achava que os outros viam por janelas. Ele via fora de casa. Via tudo. E tudo era a bicicleta e o muro. Não havia ilusão, não havia ângulos, só a bicicleta e o muro pendurados no tempo, emoldurados no tempo. De onde estava ainda via os rostos pálidos das gentes que passavam pelas janelas. Viam a delimitação da janela, o limite do olhar e a ilusão do movimento. Não viam nada.
E foi tudo o que viram. Todos eles: Um velho sentado em frente a uma antiga bicicleta escorada a um muro ainda mais antigo que o velho. E só.




Copyright:


Relato:
©Ronie von Rosa Martins


Imagen:
"Los Sauces"
(Óleo sobre tela; medidas: 3D 60 x 80 cm).
Autor: ©Jordi Galbán


Publicado en este blog con el consentimiento de los autores:
www.literaturadart.blogspot.com



Poesía en blog (XIII): Beatriz Iriart




ACTOS DE FE

Hay días en los cuales
descubro tus actos de fe.
Es cuando invadida por el dolor
que causan las espinas
observo y te nombro.



BREVE TREGUA

La rutina extiende sus tentáculos.
Céfiro se pierde
en brazos de las brisas.
Cien ojos
______bucean
___________en otros
respuestas que no hallan.
SOLO POR INSTANTES
Dios dejará de ser un mito
calmará las tempestades
y en la pasividad de la bajamar
permitirá que regresen
a su playa
_______a su Verbo,
a sus raíces
SOLO POR INSTANTES



DECRETO

Cuando partas
los cipreses no llorarán
sobre tu tumba
porque no habrá tumba
sólo recuerdos.





CONCLUSIÓN

Hay días en los cuales
descubrimos la retina
las manos crean
las piernas sostienen vida.
Otros.
En oscuridad plena.
Destruimos imágenes
afloran recuerdos
y junto a Mefistófeles
esperamos
exhaustos y anhelantes
la danza sublime de LA MUERTE.





Copyright:

Poemas:
©Beatriz Iriart


Imágenes:
©Jordi Galbán


Publicado en este blog con el consentimiento de los autores:
www.literaturadart.blogspot.com



Prosas escogidas (V): Ronie von Rosa




OUTRO LADO
(relato en portugués)


Estavam todos. Como o dele. Ali. Pendurados-encravados-talhados na parede. Mesmos e iguais de olhos bocas e sorrisos tantos.
Tolas. E sorriam com dentes de argila e cimento. O sorriso coletivo pedia o dele. Ali também. Troféu.
E a parede ofegava. Arfava de emoção que estava e era.
Comer com dentes a carne singular e defecar pelos poros de sua instancia o rosto reconduzido, reformado. Emoldurado no senso; comum a todos.
Alisas todas as arestas. Moldado rosto. Formatado rosto. A cara de todos um.
E era o muro. E apertava a carne. Prosaica serpente. Muro. Murro na cara. Várias, tantos quanto necessário ao processo de docilização-domesticação-castração.
E eram as bocas todas que cantarolavam inocentes pequenos versos morais. Entre tremores labiais. A conformação do riso. Deterioração do ser riso.
Comprometidas visões. Parciais. Caricaturais.
Subtrair a carne. Arrancar o rosto. A cara. Do muro. Em urro em berro em dor. Subtrair o corpo da clausura. Furo, brecha, rachadura, fissura, fenda. Senda de possibilidades todas.
Diferença. Além da crença do rito do grito.
Pela fresta, buraco, vago, espaço da cabeça que não está. Esbraveja a criatura-muro, o poder se esvaindo no espaço que abraça o além do amém. Amem a segurança da pedra! Vocifera a fera. Amem o abraço da pedra. O afago da pedra. O carinho da pedra. Voltem pra caverna! Esconjurem Platão e toda ilusão!
Mas o corpo-carne-cara dele em pés e braços e pernas tantas e todas; novo corpo desgovernável parido pelo espaço que se produz na rua ganha todos os passos.
Impura rua além do muro. A antítese do muro corre, foge e luta. Em marcha que se distende, corpo que se pretende-lágrima que se desprende.
Mas eis que das outras caras todas. Seguras na estrutura ecoam. Profundas canções. Graves acusações.
–Tu! Tu! E salivavam conformidades ofendidas, seguranças ameaçadas. Cuspe. Argilosa baba.
–Tu! Tu! Móbil criatura. Nua criatura. Carne pura! Morre! No gesso do meu catarro!
Morre em estátua crua!
Morre em estátua crua!!
Te junta. Dissolve. Transforma. Volte ao barro-greda-argila-cimento-grade. Abandona a carne. Abraça a fome do muro. Ouve o murmúrio. Ouve o murmúrio!!! O murmúrio do tijolo. Ouça a sinfonia, o encanto, a poesia... O discurso do muro!
A antítese resiste. Osso-pele-poro-suor e dor. Solto. Salta, pula e escolhe a fresta-frincha espaço e mergulha. Agulha que trespassa. Trapaça a tessitura do muro. Agulha sem linha –só a de fuga.




Copyright:


Relato:
©Ronie von Rosa Martins


Imagen:
"Interiores" (Óleo sobre tela; medidas: 41 x 33 cm).
Autor: ©Jordi Galbán


Publicado en este blog con el consentimiento de los autores:
www.literaturadart.blogspot.com






Poesía en blog (XII): Beatriz Iriart


En la foto: Ana Iriart en Caracas (1985).



"La poética de Iriart restalla en la espalda
de los últimos novísimos infundiendo un clasicismo tardío,
a menudo acicalado en tópicos románticos y trasuntos mitológicos".


Ángel Brichs
Columnista de la Revista Belianís
www.belianis.es/angelBrichs.htm




Amarna


A la memoria de Ana Iriart, mi mamá
(1925-2008)



Reina niña
reina madre.
Amarna ya no existe
pero el perfume perdura.
Nefertiti
reverencio
la inmortalidad
de tu Dios inexistente
de tu paso de papiros y miel
de tu memoria presente.






Copyright:


Poema e imagen:
©Beatriz Iriart


Publicado en este blog con el consentimiento de la autora:
www.literaturadart.blogspot.com




Poetry on blog (XI): Aymen Zaheer

Lets Join for Pakistan

Today I perceive, something is black,
Death air comes and everything is crack.

A flood came and made them sad,
Kids cry because they lost mom and dad.

Every thing disperses on its way,
Masses lost their lives everyday.

Jumping themselves on a boat,
And save their life else to float.

Millions of hopes are drown,
Left shadow which is still grown.

Look into their hearts and once feel,
Distress surrounds and bed of roses steel.

In an instant, their lives turn into mess,
Now they look for someone’s bless.

Sadness on their faces, show unending fear,
Yet panic because of more troubles to bear.

Though suffering the ache in mind,
Sorrows how to leave behind?

Time has come to stand and spin,
A tough time we all have to win.

None will come to take care,
We to help and to bring glare.

Do not remain as we are not late,
Launch unity and become a gate.

Their awful life just like a balloon,
We can refill it with happiness soon.

Just hear the voices once for all,
You find recall after each call.

Deserve to give them a decent life,
Possibly be completely without strife.

Sure this is a time of our test,
Prove the humanity of our best.

Let's join and rebuild a country picture,
Better than past and best than future.





Although the flood has passed away but it has left behind its defoliation and the magnitude of it is just starting to reveal the cataclysm it has created. In this poem I delineate the anxiousness of the flood victims as well as a wake up call to invoke and rebuild Pakistan.

Copyright:

Poem:
©Aymen Zaheer

Published in this blog with the previous consent of the author:
www.literaturadart.blogspot.com


Imprimir artículoWikio

Prosas escogidas (IV): José Ignacio Restrepo


EL SECRETO

Cuantos barcos adornando la bahía. Luce así, siempre que hayan pasado las tormentas, pues los que andaban de faena han llegado al más próximo refugio, un lugar semejante a este, con otros hombres de mar como ellos, que cargan sus estúpidas historias a cuestas, precisamente para momentos así, cuando los marinos vencidos deben cobrarle al mar su castidad perdida, su hombría maltrecha. Es tonto oírles comparar faenas, mostrar a todos sus feas cicatrices, aun antes de que el alcohol les robe el poco sentido común, del que aun puedan hacer gala, si sus bocas cerradas observaran por ejemplo, la tarea del clima por sincerar las nubes con el suelo, dejándolas inocentes y vacías…Ahí están, ocultándose entre ellos, para esconder el tumultuoso terror, que unas horas antes había habitado sus cuerpos, y sus almas, en medio del espantoso temporal. Pero, así son todos los marinos, intentan orgullosamente convencer al resto de ellos y al mundo que piensan los escucha, que son más hombres, más fuertes y resistentes, que otro cualquiera, digamos, por ejemplo, un caminante que solo pasa, un carnicero, un cura, o un tranquilo tenedor de libros… como yo.



Llevo ya diez años, anclado como viejo barco a este lugar, donde a fe digo, viene a dar sin que mi voluntad mediara en ello. Entonces, tenía yo treinta y cinco, poseía objetivos, había hecho planes, pese a que la vida había dictado su cátedra demostrándome que las cosas que uno persigue, no tienen porque resultar según las piensas. Deportado, llegué a este sitio desde Turquía, pues allí me capturaron intentando entrar un contrabando, un cargamento de mercaderías americanas, un negocio que me reportaría lo suficiente para establecerme cómodamente en cualquier país de Europa. Era ese el último intento de una larga serie, donde mi escaso capital se había consumido, y que de no terminar felizmente, como de hecho sucedió, me dejaría en la ruina.
Mis compadres, en peores condiciones que yo mismo, fueron encarcelados. Unas piedras que llevaba desde antes, como seguro de vida, pasaron a las manos del jefe de la policía de aduanas, quien autorizó como contrapartida mi deportación inmediata. Así arribé a este lugar, en un buque mercante, que hubo de resguardarse de una fuerte tempestad, lastrado y sin fuerzas, como los barcos que veo anclados, y solo después de apearme supe que esto era Tesalónica. Al día siguiente, el carguero partió sin mi, pues el capitán se negó a embarcarme nuevamente rumbo a Italia y no tuve más remedio que ver en este giro de mi vida, por lo menos la buenaventura de no haber muerto.
¿Cuantos oficios hube de llevar a cabo para guardar la vida de la lamentable acción de la indigencia? sin duda fueron muchos. Sin embargo, mi instrucción me ha permitido acceder a labores académicas que, en los pueblos costeros como este, las más de las veces no hay quien lleve a cabo. Me convertí en librero, gracias al salario como maestro de escuela, que me paga el ayuntamiento hace ya siete años. Entonces, todavía abrigaba la idea de marcharme, y por ello reunía algún dinero, ahorraba para poder marcharme. Pero, la vida otra vez iba a demostrarme que las cosas nunca salen como uno las plasma en su cabeza. Apareció alguien, una mujer, y me quedé.
Su nombre era Sondra (he olvidado presentarme ante vosotros, me llamo Filippo). Los autoritarios rasgos de su rostro eslavo y su estatura superior a la media, eran contradichos por su voz delgada y su tímida personalidad, dotándola semejante contraste de un atractivo al cual era imposible sustraerse, después de haberla tenido al frente. Cuando la conocí, ella aun guardaba luto de su esposo, muerto en el mar tres años antes. Yo, en cambio, ya había gastado tres lazos, mi alma los llevaba a cuestas, muertos, fallecidos tristemente, sin la desaparición de ninguno de los contrayentes, su fin solo debido a mis cambios negativos de fortuna.


La frecuencia de mis visitas a la modistería donde ella trabajaba, terminó por doblegar su timidez, tornándola en apasionada atención y dedicación, cuya contenida demostración fluctuaba con su ánimo pero se fortalecía con el paso de los días. El noviazgo fue muy breve, nos casamos una mañana de domingo, con los chicos de la escuela llenando la iglesia, y pasamos nuestra luna de miel en una villa chica que alquilé, con una partecita de los ahorros con los cuales pensaba irme de aquí. Se que ahora han puesto allí un turístico hotelito.
Los dos años que compartí con Sondra fueron los más felices de toda mi vida, y se que no habrá un tiempo igual a ese. Cayó enferma de bronquitis, y esta le incubó una mortal pulmonía, que atacamos, y de la que después, nos defendimos, durante seis meses de postración. Se fue, y por poco pierdo del todo el acento por la vida, pasó casi un año para volver a interesarme, fue desear morir, y conservar su recuerdo. Leí mucho, mientras trataba de averiguar que sería de mi vida, y acaso fueron todos aquellos libros los que me sacaron de la ruina horrible en que me sumí al morirse Sondra.


La vieja librería con el pequeño dormitorio atrás, lugar donde habito y trabajo, se la compré a un anciano judío, que volvía a Jerusalén después de cincuenta años de no estar allí; pobre, estaba destinado a no pertenecer ya a ningún lugar, esa ciudad era ahora un sitio distante y distinto del que habitaban sus recuerdos, ni siquiera la nostalgia le ayudaría a encontrar a las personas o a las calles…Creo que no tengo un buen motivo para dejar este lugar, y tal vez si algunos para quedarme: los niños, la librería…la muy próxima muerte de Moritz. Claro, en últimas, es esta tercera razón la que me sostiene aun en este lugar…
No conozco a Moritz, se que tiene más o menos la misma edad que yo. Quienes hablan de él, dicen solo conocerlo por ese único nombre desde que llegó aquí, nadie sabe de donde. Es un enganchador, uno de esos personajes que diariamente recorren el muelle en busca de personal, cada vez que algún barco ha conseguido financiar un nuevo viaje. Moritz es, pues, un intermediario entre la tierra y el mar. Y era respetado, hasta que un día el buen Cristo le dio la espalda, y cada legión de los marinos que embarcaba terminaba ahogándose o se perdía, en las aguas conocidas, pero celosas del Mediterráneo. Nadie en el pueblo de Tesalónica aun se explica el fenómeno, ese cambio en la suerte del hombre, y su posterior empecinamiento en devolver a su destino la perdida fortuna, acusando el síndrome del jugador –que mientras más pierde, más tiene la compulsiva necesidad de jugar– que tiene a Moritz buscando incautos marineros, voluntarios que formen parte de nuevos viajes, para los barcos que frecuentemente dejan aquí sus cansadas tripulaciones, que solamente desean algunos meses de asueto, barriles de vino y mujeres solícitas para sus contenidos deseos, que sean bonitas o no, es igual, con tal que no hagan preguntas y sean baratas.

Moritz simplemente es un asesino. Ignoro que sortilegio extraño domina su vida, pero se que solo terminando con ella volverá todo a ser como era antes. Nadie se le acerca siquiera, su presencia es preludio de muerte y ya es su nombre una voz impronunciable, en cualquier conversación, nadie se atreve, aunque es un secreto, al menos a pensar en él. Es un hecho que tampoco nadie será capaz de idear un plan para matarlo.
Ahora pueden entender que me impulsa a escribir todo esto: la vida me ha demostrado que las cosas nunca salen según lo planeado, y quiero que esta constancia cuente las causas reales que estimularon el desarrollo de los acontecimientos. Sin embargo, yo se que esta vez todo saldrá conforme lo pienso. Por primera vez, uno de mis ideales se cumplirá acorde a mi deseo, y modulará las debidas consecuencias. Moritz desaparecerá, del mismo modo que llegó un día, no dejará huella alguna, sin causar el más mínimo embarazo con su definitiva ausencia, y solo estamos a una cuantas horas que por mi mano se cumpla definitivamente su destino.
Son las siete y ya es noche cerrada. El cuchillo de seis pulgadas, destinado a anidarse en el pecho de Moritz, duerme tranquilo en su funda. He de vestir un atuendo algo distinto del que corrientemente uso, para poder ir en su busca, sin llamar la atención: botas de cuero, altas, pantalón de gruesa mezclilla, ya bastante gastado, y en su cinturón el arma. Chaqueta de cuello alto, y pasamontaña negro de lana. Estoy listo, ahora veremos cuanto dura mi búsqueda.

***




He vuelto aquí. Debo empacar mis cosas, unas pocas, y marcharme de este lugar para siempre. No he podido matar a Moritz. ¿La razón? Como explicarlo sin narrar la búsqueda…Entré al bar de Cora, en la Ensenada, porque el frío me hizo desear un café. Mi sorpresa fue mayúscula, cuando a mi paso todos los parroquianos sin excepción, dejando abandonados sin terminar sus consumiciones, salían rápidamente del lugar, pasándome a estrujones, sin mirarme siquiera. Me asomé a la ventana, esperando ver algo que me causaría similar sorpresa que a los otros, y así verme impelido de salir corriendo de allí. Pero no, no había nada. Solo sombras..
Me volteé, con la muda pregunta apenas formándose, pero con mi rostro expresando el desasosiego por el anterior evento, de que no me veía como protagonista. Cora estaba de pie y me miraba asustada, desde atrás de la barra alta de caoba. Sostenía un arma en sus manos y repentinamente, me espetó, con su ronca voz de fumadora…
–¡Moritz, por favor! ¡Si en algo estimas tu vida… sal de aquí ya!
Volteé mi cabeza, sin comprender que ocurría. Di media vuelta, y mi imagen se reflejó sobre la mugrosa superficie del espejo, y vi el reflejo que mi cuerpo producía ante él. Era Moritz, tal como todos lo describían, con su rostro avejentado y cetrino, las marcas del sol formando una desierta geografía que no constaba en bitácora alguna…
Corrí tanto que perdí el resuello, pero al llegar aquí, ya superado el recuento básico de todas las historias de diabólicos seres duales, con sus varias y malditas vidas a cuestas, solo sabía que debía salvar a Moritz. Había comprendido la verdad, tenía la explicación del porque nunca nada había resultado como lo planeaba: Yo soy Filippo, yo soy Moritz…







Copyright:

Relato:
©José Ignacio Restrepo

Publicado en este blog con el consentimiento del autor:
www.literaturadart.blogspot.com




Literatura y placer (artículo)

El placer de la lectura visto desde fuera de la Literatura



Por Alicia Rosell
Colaboradora de
LITERATURA DEL MAÑANA
en Bilbao (País Vasco)



La tarde del 4 de octubre de 2010 podría muy bien haber pasado inadvertida para muchos bilbaínos si no fuera porque en la Biblioteca de Bidebarrieta nos juntamos un grupo de escritores vascos, los primeros de entre los que ya forman parte de la recién creada Asociación de Escritores de Euskadi (Euskadiko Idazleen Elkartea), a través de la iniciativa y encomiable gestión de la escritora Luisa Etxenike, la autora donostiarra ganadora del Premio Euskadi de Literatura 2009 por su obra El ángulo ciego, quien además es su presidenta.
Fue agradable reencontrarme con Javier Maura dos años después de otra presentación, la de la por entonces última novela de Javier Abásolo; saludar a Javier Otaola por vez primera, intercambiar algunas impresiones con Luisa Etxenike (siempre accesible y cordial), la actriz Carmen Pardo, o Beatriz Celaya, a quien pude dar las gracias por acudir a la presentación de mi poemario el pasado 23 de junio; así como saludar a varios autores que me reconocieron a través del facebook, como Alex Oviedo (editor de la revista www.escritoresvascos.com), Joel López Astorkiza (que se dirigió a mí para saludarme), o ver presente a Esther Zorrozúa, a quien hasta entonces sólo conocía por foto.

Fernando García Pañeda, quien se diera a conocer con Las lágrimas de Eurídice también asistió como escritor miembro de la asociación. Txetxu Barandiarán ocupaba un par de filas de butacas por detrás de la mía. Una tarde, en definitiva, dedicada a charlar sobre el placer de la Lectura sin desdeñar para nada el placer de disfrutarla en grata compañía.
La larga mesa dio para que se reunieran junto a Luisa Etxenike, Mila Beldarrain, María Eugenia Salaverri, Eli Tolaretxipi, Javier Maura, Javier Otaola y Alex Oviedo. Así, bajo el lema, La Literatura y el Placer se dio comienzo a la segunda jornada de este tema a la que seguirán más ocasiones de encuentros para los socios. para leer sus micros textos donde nos hablaron sobre qué supone para ellos la lectura como placer en nuestra vida diaria sin olvidar que aquéllas lecturas son, en alguna medida, responsables de nuestro oficio de escritores.


En la foto: Luisa Etxenike, escritora y presidenta de la Asociación de Escritores de Euskadi (Euskadiko Idazleen Elkartea).

Los participantes del evento nos brindaron una rica selección de textos propios y de autores inmortales por sus obras, algunos de cuyos extractos fueron rescatados de entre sus primeras lecturas de los tiernos años de la adolescencia, como hizo Alex Oviedo, que nos deleitó con una lectura de Enrique Jardiel Poncela y nos recordó la época de los Estudios Uno de TVE hace dos o tres décadas. Las dos actrices interpretaron una escena de Un corazón sin freno y marcha atrás de dicho autor, le siguió un capítulo de una novela de Javier Otaola que suscitó en mí el deseo de conocer más de la historia, o dos cuentos de María Eugenia Salaverri que hicieron que el placer de la literatura inundara mis sentidos. Otros textos, así mismo, fueron leídos por los propios autores, resultando no menos interesantes las intervenciones de Eli Tolaretxipi y Mila Beldarrain, autoras que me dejaron una agradable impresión por su oratoria una, y por sus reflexiones, la otra.

Una tarde, la del lunes día 4, resumiendo, que transcurrió entre amigos y colegas escritores(as) que leyeron sus relatos y que para mi desconsuelo no quedaron perpetuados en mi grabadora, así como tampoco mi foto aparecerá en la fotografía de grupo que se tomó al finalizar el acto. Razones de peso como no ser socia aún no lo permitieron. Pero como alguien me comentara: Habrá más ocasiones.
La intervención de cada uno de ellos resultó amena y distendida, con lecturas que dejaron resonancias (voces de otro tiempo pasado) que quedarán flotando en el salón de actos de la Biblioteca en ecos y reminiscencias de días de un pasado que por siempre ya serán absoluto presente.

La humildad y el buen juicio del que sólo una gran mujer puede hacer gala, hicieron que Luisa Etxenike interviniera para cerrar el acto, y no para abrirlo. Sus palabras, tras leer su breve y somero pero vibrante discurso, fueron recibidas con efusivos aplausos por parte de los asistentes. No merecía menos de nuestra parte quien es la persona artífice y promotora de este hito cultural en el País Vasco.
No caben dudas. La autora y catedrática donostiarra ha sentado unas bases que esperamos de corazón se solidifiquen en una era de globalización cultural dentro de la globalización general que vivimos y donde la disociación y/o el partidismo de opiniones en nuestra tierra no debieran empañar tan grandioso gesto en aras a contribuir por la paz. Porque desde la Cultura a través de las letras y sus escritores, sin distinción de raza, color o procedencia, también se alcanzan pequeñas metas y, pausuz- pausu (paso a paso) se salvan barreras. Tampoco decaigan quienes pensaron que fue escasa la presencia de autores, siempre los comienzos son así y más aún cuando un sector del gremio no entiende que la Literatura se puede separar de los paradigmas que ya todos sabemos, arrostra nuestra sociedad vasca.
Los ecos de nuestras conversaciones entrecortadas a esa hora en que cada cual regresaba a su casa bajaron las escaleras tras de nosotros y con nosotros, liberando así el recinto del ambiente caluroso que nos trajera el viento Sur que nos acompaña desde siempre, todos los octubres.
Se celebró el acto en la Biblioteca de Bidebarrieta, en realidad, antigua Sociedad EL SITIO, la sede original que fue creada durante la última guerra carlista tras la victoria de la Villa después del sitio que durara casi dos años y de cuyo suceso histórico, tomaría el nombre.
Unamuno también asistió al encuentro literario; pero no crean que elucubro. Su figura permanecía hierática en el asiento del mismo palco desde donde en vida siempre lo hizo y soporta las bromas que algunas veces se hacen sobre su presencia insoslayable como espiándonos a todos sin mediar palabra desde su perenne gesto y con la mano sujetándose sus menudas barbas.
Porque si ayer Unamuno hubiera levantado la cabeza y desde su eterno reposo, regresado corpóreo a su palco, se habría sentido más dichoso que nunca y olvidado aquéllas polémicas que sobre él se levantaron cuando decía sentirse bilbaino y no bilbaíno.

Fue un placer compartir ese rato ameno y gozoso de disfrutar el placer de la Literatura a través de la lectura cuando es consecuencia del acto noble del viejo oficio de escribir, sea a través de la propia mano o la ajena.
Pues ya lo saben, amigos y colegas vascos, escriban en castellano, euskera o en ambos idiomas. He aquí la oportunidad que más de uno esperaba para formar y sentirse parte de la Asociación de Escritores de Euskadi (Euskadiko Idazleen Elkartea). En los albores de una nueva sociedad debemos ya comenzar a reunimos para que todos los escritores que nacimos o habitamos en esta nuestra tierra tengan una oportunidad de equidad al aunar así las dispares voces de la Literatura Vasca. Para que se sepa que existimos y porque la unión, hace la fuerza.
Mis mejores deseos de éxito y crecimiento van desde aquí a quienes han creado y forman ya parte de la Asociación de Escritores Vascos. Desde el placer de escribir este artículo casi a título personal y como una reflexión interior acerca de las impresiones que recibí, felicidades a todos(as).




Copyright:


Artículo:
©Alicia Rosell


Publicado en este blog con el consentimiento de la autora:
www.literaturadart.blogspot.com




Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: