¿Qué lecturas os seducen más?

viernes, 19 de agosto de 2011

Hechos pequeños que cambian el mundo



En plena temporada vacacional, la ong catalana Ayuda Directa fue la protagonista de un nuevo acto solidario




Fátima Ibsihyama, una joven viuda de treinta años, a cargo de su padre (un hombre mayor con graves problemas de visión) y de tres niños, a la vez que una de las familias que se encuentran bajo el programa de Ayuda Directa para la cooperación al desarrollo en algunas zonas de Sri Lanka fue la autora de una solicitud, definida por miembros de la agrupación como «anodina».
Y es que el plan de esta mujer para procurar el futuro de su familia (al menos a corto plazo) residía, tan sólo, en la compra de seis únicas gallinas.




Cuando el pasado julio algunos representantes de la ong fueron a Sri Lanka, entre su apretada agenda figuraba una visita obligada a casa de Fátima. Huelga decir en las condiciones pésimas en que se encontraban la vivienda y sus integrantes. Una familia pobre que se ha adaptado como ha podido a su situación precaria, enfrentándose a su incierto destino literalmente sin nada:

 
«[...] Cuando conversábamos en su humilde casa, nos dimos cuenta de que nos enfrentábamos a una situación de precariedad absoluta y de extrema pobreza, además de que su vivienda no reunía las condiciones mínimas de higiene, ya que se encontraba infestada de ratas, escorpiones, arañas de gran tamaño y de todo tipo de insectos [...]».
(Marcial Peralejo, presidente de Ayuda Directa)

Al margen de los negocios de subsistencia (basados principalmente en el comercio del intercambio de alimentos), que, familias como la de Fátima desempeñan cada día gracias a las ayudas que reciben de diversas personas y entidades como la que lidera Marcial; Ayuda Directa ha proyectado, para este año, una inversión de 20.000 € que se destinará para mejorar la calidad de vida de más de mil personas en esta zona de Asia.

Después de realizar tareas de limpieza y una ligera reforma de la vivienda de Fátima, Ayuda Directa realizó unas charlas sobre higiene doméstica a muchas de las mujeres beneficiadas con sus programas de desarrollo.
Pero fue Fátima, una de esas caras «sin rostro» de ese tan ufano mundo de la pobreza, quien nos ha enseñado que la humildad no sólo habita en aquéllos que carecen de recursos, sino en la simplicidad de aquellos hechos pequeños que devienen grandes, gracias a la complicidad entre las personas.






Imágenes: ©Ayuda Directa
 
Imprimir artículo Wikio

lunes, 15 de agosto de 2011

Retratos artísticos: Juan Carlos Estudillo


Sería injusto de omitir el nombre de Estudillo en nuestra particular galería de autores contemporáneos. Por ser precisamente ese tipo de creador inquieto, aunque pequeño todavía, con ciertos rasgos que lo definen como interesante y, lo que es más importante, diferente.


Finalista en muchos de las últimas convocatorias y concursos de pintura en los que ha participado (18º-19º-20º Premios Calassanç de la Ciutat de Terrassa; XVIII-XIX-XX Premios de Dibujo y Gravado Joan Vilanova; 5º-6º-7º Premio de Pintura Menarini de Pintors Joves...), podríamos calificar al egarense Juan Carlos Estudillo como uno de esos artistas ocultos que han descubierto sus intereses al margen de su profesión. Un cambio de sentido muy llamativo que nos evoca en cada una de sus creaciones plásticas, versiones etéreas del mundo alternativo que nos propone, muy emparentado con la pintura pobre de Tàpies, y a la vez jugando con la linealidad de figuras geométricas que rompen el espacio en el que se hallan circunscritas, a veces, incluso rompiendo con el mismo concepto armónico al que va unido cada obra.
Pero es un cromatismo primigenio y el marcado estilo primitivista lo que definen la obra de un licenciado en Historia por la UAB (1997) que descubrió, quizás algo tardía, cuál era su verdadera vocación. Hecho que remedió participando en diversos cursos y talleres (en su mayoría realizados en la Escola Municipal d'art de Terrassa), llegando así mismo a proyectar sus primeras exposiciones colectivas, a lo que más tarde siguieron las individuales, en escenarios tan variados como el Espai Cultural La Granja, Sta. Perpetua de Mogoda (2005-2010); Monasterio de Santes Creus, Tarragona, (2010); Casa Soler i Palet, Terrassa (2009); o de donar incluso obras, como la que entregó como trofeo del Premio Diversidad al Ayuntamiento de Terrassa en el IX Festival de Cine Gay y Lésbico (2009). Éstas son algunas de sus últimas obras:

 







Imágenes: ©Juan Carlos Estudillo






Johanna López descubre nuestra nueva imagen



Tras fletar los parámetros de nuestra convocatoria en las redes y comunidades en que participamos, y después de hacer una minuciosa selección de los trabajos recibidos, Elsy Johanna López Mendoza, una especialista en ilustración infantil y juvenil de Medellín (Colombia), reunió todos los requisitos para convertirse en nuestra más flamante adquisición.





Después del alud de propuestas recibidas, y ante la imposibilidad de elegir a más de un candidato, decidimos escoger la obra de nuestro colaborador, el pintor Jordi Galbán, como favicon (icono-imagen de nuestra página en la barra de exploración de los servidores de Internet).





Con un diseño simple, pero sin perder el carácter futurista en el que LITERATURA DEL MAÑANA siempre se adscribió, esta joven técnica, titulada en diseño gráfico por la Universidad Pontificia Bolivariana, ha dado con el logotipo que nos representará de ahora en adelante:


 


Para saber más de la autora:
http://johamadoka.blogspot.com


 

Imágenes (excepto la del favicon): © Johanna López
Imagen (favicon): ©Jordi Galbán








LITERATURA DEL MAÑANA amplia su lista de colaboradores:

Igual que hicimos el año pasado (y como es tradición en nuestro blog), publicamos la nueva lista de autores que, en los últimos meses, nos han acompañado. Son éstos:




 


ÍNDICE DE AUTORES(AS)
(Se citan por orden de aparición, y los meses en que publicaron)






Anna Skora (agosto de 2010 y marzo de 2011)


Antonio Andrade (septiembre de 2010 y junio de 2011)


Ángela Sayago (septiembre de 2010 y julio de 2011)


Juan Antonio Pellicer (septiembre de 2010, octubre de 2010 y mayo de 2011)


Olalla García (octubre de 2010)


Julián Melero (octubre de 2010)


Santiago Ocampos (octubre de 2010)


Laura Olalla Olwid (octubre de 2010)


Miguel Oscar Menassa (octubre de 2010)


Chris Lawrence (noviembre de 2010)


Roser Amills (noviembre de 2010 y junio de 2011)


Rolando Revagliatti (noviembre de 2010)


Alicia Rosell (noviembre de 2010)


Jorge Andrés Monroy (noviembre de 2010)


Paulo Melo Lopes (noviembre de 2010)


Gemma Solsona Peñarroya (noviembre de 2010, marzo de 2011 y agosto de 2011)


Martha Lucía González (enero de 2011)


José Millet (enero de 2011)


Ana María Manceda (febrero de 2011 y julio de 2011)


Ana Romano (marzo de 2011)


Giovanna Chadid (marzo de 2011)


Ignasi Raventós (abril de 2011)


José Anís (abril de 2011)


Enrique Ballesteros (abril de 2011)


Jorge Luis Llópiz (mayo de 2011)


Teresa Reyes (mayo de 2011)


Tomás Juárez (mayo de 2011)


Khira Tonks (mayo de 2011)


Fulgencio Martínez (mayo de 2011)


María García (mayo de 2011)


Victoria Mera (julio de 2011)


Rafael Mérida (julio de 2011)


Martín Gardella (julio de 2011)


Üzeyir Lokman (julio de 2011)


Mar Benegas (agosto de 2011)


Carmen Andreu (agosto de 2011)






domingo, 7 de agosto de 2011

Poesía en blog, XXXVII: Mar Benegas

Una victoria cualquiera

¿quién va a despoblar la barricada del frío?
no hay fe si el verdugo —vértigo lejano—
¿cuántos ojos tenía en la cara?
más de mil,
______pero inmóvil.

la victoria era tanta
que podían recogerla a cucharadas
alguien la masticó, fue fugaz,
una victoria cualquiera

quedó pues
con el frío rasurando sus mejillas
y supo que la piedra
—una piedra—
vivirá más que nosotros




Mar Benegas (Valencia, 1975) es grafóloga y perito caligráfico. Aunque ha sido en este 2011 cuando ha saltado al mundo editorial, con la creación de su propio sello, República Kukudrulu, especializado en el campo de la literatura infantil, desde antaño ha participado en recitales colectivos e individuales, así como en talleres literarios para niños y adolescentes, com problemas de integración social.

Su trayectoria literaria se puede apreciar en Niña Pluma Niña Nadie (Ed. Amargord, 2010), con la que obtuvo una mención especial del Premio Ausiàs March, o en revistas literarias de carácter digital como Groenlandia, Letralia o Poe+. Su lírica se caracteriza por ser un nexo entre el post-existencialismo y este lenguaje integrador y solidario que nos ha traído el nuevo milenio.





Poema e imagen: ©Mar Benegas



sábado, 6 de agosto de 2011

Algunas prosas escogidas, XXIII: Carmen Andreu


Mirada, sin fecha


—Por qué me mira así?, dijo.
Yo no le miraba de ninguna manera, no le miraba. Debía necesitar que le vieran, por eso preguntaba.
Insistía en ello con tanta determinación que decidí haberlo visto, me disculpé por una mirada que no me pertenecía, pero fue insuficiente, siguió preguntando.

Me acerqué, tratando de entender algo, y ya muy próximo le vi buscarme con ojos sin rumbo y le escuché preguntar, de nuevo, ¿por qué me mira así?

Ahora sí le miraba.





Carmen Andreu es una de esas escritoras en ciernes que, en los últimos cuatro años, ha conseguido plantar su pequeña semilla en algunos ámbitos de creación literaria independiente en España. Siempre versada en la narrativa breve (y más en su particular modalidad del microrrelato) se le atribuyen la participación de algunos relatos de su autoría en diversas antologías de la editorial Hipálage (2009-2011) y de Parnass editores (2011), al margen de numerosas incursiones en el universo digital (como se demuestran sus publicaciones en revistas online y blogs del nivel de Sol Cultural o Agitadoras). Una faceta personal un tanto tardía, pero muy necesaria para darle un hueco a esa palabra de la que muchas carecen, y que se llama vocación.





 


Microrrelato e imagen: ©Carmen Andreu





Imprimir artículo Wikio

jueves, 4 de agosto de 2011

Algunas prosas escogidas, XXII: Ángel Brichs



Bailar sobre meados


Kansas Jack estaba soltero. No le faltaban excusas para ello; en el noventa y cinco habían forzado a su gata Mimí, su mamá la habían ingresado en un manicomio desde que empezaron a emitir El equipo A y, en cuanto a él, una puta sifilítica le pasó una gonorrea más duradera de las que podía recordar. Después del escozor que le provocaba mear cuatro o cinco veces al día, ya no le quedaba otro gusto que automedicarse con supositorios. Una nueva forma de masturbación in vitro. Por desgracia, la farmacia más cercana estaba tan lejos que, cuando llegaba, sus glándulas intestinales ya no segregaban más líquido. Es por ello que el famoso pistolero de Arizona Metro, la línea 2 del Subway neoyorquino que había unido El Bronx con el Upper East Side antes del gran cataclismo, se las dio de novelista.
Al valorar las posibilidades que le daba la profesión, se estremeció: no podía usar el recurso introspectivo, su vida ya le parecía una mierda suficiente como para recaer en una nueva depresión, y tampoco largar sobre argumentos técnicos, ya que la formación se acabó para él en la primera clase de las de multiplicar.
¿Qué podía hacer? Estaba en blanco, sabía que iba en la dirección correcta, pero un gran velo le impedía descubrir su camino.

Un día cualquiera, a media tarde, después de la hora omega (cuando la Alfa Centauri había deshecho la Vía láctea y la aurora desapareció con el desastre nuclear de 2019) encontró un libelo medio roído por las ratas (antaño insignes habitantes de los andenes), entre unas bolsas de basura y escombros de diversa índole: gafas de sol, lápices de labios mordidos, gomas por estrenar, otras a half, y otras que... Veinte kilos de rastrojos de inmundicia que hubieran hecho pillar la solitaria y más viruses por descubrir resultaban inocuos frente al potente agente inhibidor. Se llamaba Jack, Kansas Jack, se sobrevino de un solo pálpito. Sabía, había dado en el clavo. Y éste podía meterlo hasta el fondo. Alargó la mano y tocó el libro. Apenas quedaban tres hojas, pero por el aspecto de la cubierta, y el curioso nombre tejano de su autor, había hecho historia. Su meta estaba fijada, su objetivo vital se le había aparecido como el genio de Aladino en un mundo en caos. Cogió las barras de carmín, todos los papeles de periódico y la pintura blanca que encontró. Después de hacer un enorme mural en el alicatado blandito de la única pared de la station que se tenía en pie, estaba preparado para la proeza.

Se estrenó con un relato bastante sórdido, como su vida; y así, en casa, ante los espectadores que le contemplaban, un traje de amianto antirradiaciones y la chica semidesnuda que aparecía en la portada de la novelita de serie b que había recuperado, creía estar preparado para conquistar el éxito que había estado esperando. Todos le aclamarían. Ante todo, había descubierto la fórmula literaria perfecta de hacerse una paja mental sin causar daños a terceros. Hasta que se le presentó un poblema, el título de su nueva novela: Un forajido en Marte.



 



Ángel Brichs (Barcelona, 1979) es un experto en leyes y gestor patrimonial que se diverte desde chico con uno de sus grandes hobbies: la literatura. Capaz de participar en antologías ultramodernas, como la acuñada en Cuaderno de Legados, 1 (2010), escribir artículos de corte divulgativo (monográfico sobre el grafito en el núm. 25 de la revista de humanidades URTX, 2011), por no hablar de su trabajo ocasional como redactor en solitario de la sección cultural de la revista Rubricata (2010-2011); en Bailar sobre meados, se llena de todo su cinismo para desacreditar el mundo de la novela barata, realizando toda una parodia antiliteraria, mostrándonos los sinsabores de lo que nunca debe hacerse en literatura.





Relato:   ©Ángel Brichs
Imagen: ©Wikimedia Commons


Imprimir artículo Wikio

Agenda cultural de agosto de 2011. Exposiciones, actuaciones y festivales:




Festival Nag Panchami (el festival de las serpientes. Foto: Flickr). 4 de agosto de 2011 en la mayoría de aldeas rurales de la India. Particularmente en la de Baltis Shirale, Maharastra. Otros enclaves popuelares donde se realizará el evento serán el Templo Adesha en Andhra Pradesh, el de Nagaraja en Kerala, el de Nagathamman en Chennai, y el Hardevja en Jaipur.


 
 
 
Actuación de David Guetta en la discoteca Pachá de La Pineda (Tarragona). El próximo 5 de agosto (y toda la noche). Precio de la entrada: Guetta: 45 € (IVA incl.).










 
VIII FESTIVAL CHARCA ROCK. El 5 de agosto de 2011 en el Auditorio municipal de Pegalajar (Jaén), 22 horas. Entrada única: 3 euros. Más información en: www.indyrock.es/festivalagenda.htm








Exposición individual de Xavier González d'Ègara en la galería Seven star de Berlín. Del 12 de agosto al 16 de septiembre. Más información en: www.sevenstargallery.com












Algunas prosas escogidas, XXI: Araceli Otamendi

Simón One

 
El chico se llama Simón y le dicen Simón One, Simón Uán. Es el primer hijo de un matrimonio que lo tuvo a una edad bastante avanzada. Como querían un hijo perfecto, porque ellos se consideraban bastante perfectos, previeron todos los detalles antes de su nacimiento (cómo sería el dormitorio del niño, a qué escuela iría, cómo serían sus juegos, las vacaciones, etcétera, etcétera, etcétera…).

Pero Simón ha cumplido ocho años y los padres ansían libertad. Libertad para salir, para ir al cine, para ir de viaje los fines de semana largos, para ir al casino de Mar del Plata o al de Pinamar, en fin, añoran los años en que los dos eran novios, casi de luna de miel. Y Simón, un niño bello y bastante travieso está ahí, cumpliendo el deseo de los padres y a la vez entorpeciéndolo.

Los padres de Simón One hubieran querido también tener una nena, pero por la edad de la madre, era desaconsejable. Entonces decidieron que Simón One fuera su único hijo. Lo miman, le compran juguetes didácticos y de los otros, punteros láser y otros chiches. Todo para que Simón One se entretenga y ellos puedan mirar los estrenos en el plasma.
El plasma está ahora instalado en una habitación especial que la madre de Simón One ha acomodado con almohadones de terciopelo, de telas hindúes, y cortinas haciendo juego. Y es que al padre de Simón One lo han ascendido en la empresa. Y gana ahora mucho más. El único problema para poder disfrutar de los nuevos objetos adquiridos es el hijo de sus sueños: Simón One. Y es que el pequeño con sus preguntas y su curiosidad es capaz de interrumpir la proyección de un filme que los padres ansían ver.

El edificio en el que vive Simón One con sus padres es un edificio nuevo en en un barrio porteño que se caracteriza por las nuevas construcciones que han proliferado en los últimos años. Edificios altos con piscina y SUM han surgido como hongos con la humedad. Y ahí está Simón One, con las zapatillas con luces compradas en un mall de Miami, el puntero láser y un oso de peluche tan grande como él. Ahí está Simón One mirando por una de las ventanas mientras los padres miran el último estreno en el plasma.
A veces los padres de Simón One, contratan a una niñera, una señora grande muy delirante, ella es poeta y además adivina. La madre de Simón One ha insistido que ellos, los padres, tienen derecho a salir de vez en cuando y dejar al niño con la baby-sister. Pero la última vez que dejaron al niño al cuidado de esa mujer, el padre de Simón One casi sufre un infarto. Cuando abrieron la puerta encontraron a la niñera acostada en el sofá del living, roncando. Y a Simón One, acostado en la cama matrimonial mirando la televisión.
Entonces decidieron que o salían a comer afuera con Simón One o se quedaban en la casa mirando la televisión en el plasma. Ganó esta última alternativa. Y ahora Simón One está en su cuarto, apuntando con el puntero láser una de las ventanas del edificio de enfrente.
La mujer de la ventana iluminada, una de las dos ventanas iluminadas del edificio de enfrente al de Simón One es una maestra jubilada. Se sienta en el living para comer mientras mira la televisión. Su programa preferido es animal planet, le encantan las mascotas y su teoría es que la vida es mucho mejor si se acompaña con perros, gatos o cotorras australianas. Y en eso, mientras come un poco de arroz y mira la televisión un rayo láser, de color verde entra en el living y sorprende a esta mujer. Y ella se horroriza, por semejante intromisión. No sabe que Simón One la está apuntando con el nuevo puntero láser desde el dormitorio, en el edificio de enfrente. La maestra no sabe que los padres de Simón One están mirando el último estreno en el plasma. Hasta aquí llegué, piensa. Baja la persiana del living y sube el volumen de la televisión. En ese momento un hombre muestra una nueva raza de gatos hipoalergénica. Los gatos son terapéuticos, dice el hombre mientras muestra a los felinos sin pelo. La maestra se aleja de la ventana, ha corrido las cortinas y ahora va a la cocina a prepararse un té. Mientras Simón One busca un nuevo objetivo donde apuntar.


 
Relato:   ©Araceli Otamendi
Imagen: ©Wikimedia Commons


Imprimir artículo Wikio

Algunes proses escollides, XX: Gemma Solsona


Per què escric
 

Escric perquè el paper i el bolígraf o les tecles de l’ordinador entomen tot el que els hi dono i no es queixen. Escric per expressar el que sento, per alliberar les meves emocions, per a desfogar-me del que m’oprimeix. Escric per ser jo mateixa, per imprimir com sóc, sense fingir, sense voler ser el que no sóc. Escric per ser fidel a mi mateixa. Escric perquè allò que escric és tant necessari com menjar, rentar-me les dents o sentir-me estimada. Escric perquè a vegades escric a raig i no puc parar d’escriure, de la mateixa manera com si no pogués parar de córrer. Escric perquè m’està enganxant com si d’una droga d’èxit es tractés. Escric perquè EM RECONFORTA L’ESPERIT. Escric perquè trobo el meu espai, la meva llibertat, el meu desenvolupament personal. Escric perquè és la meva estona i gaudeixo més escrivint que mirant la televisió. Escric perquè durant aquesta estona ningú em demana comptes, ningú em controla, i em SENTO LLIURE. Escric perquè m’adono dels meus progressos i de les meves regressions. Escric perquè és un aprenentatge emocional. Escric perquè maduro com a persona. Escric perquè M’OMPLE L’ÀNIMA. Escric perquè gaudeixo, pateixo, o ploro i m’encaro amb mi mateixa. Escric perquè em conec millor, és com fer una teràpia personal. Escric el que m’interessa a mi. Si no interessa als altres, em frustro i em desanimo. Escric per augmentar la meva autoestima, la meva vàlua i el reconeixement dels altres. Escric perquè NECESSITO fer arribar als altres els meus sentiments profunds. Escric perquè necessito que m’estimin. Els aspectes superficials o superflus ja no em cal que arribin al lector. Escric perquè haig de comunicar sensacions no superficials, encara que perquè em valorin necessiti parlar de la meva intimitat. Escric perquè m’agrada jugar amb les paraules. Escric perquè gaudeixo quan una frase expressa el que vull i a més és literàriament artística. Escric perquè me n’adono que aquest art m’omple de joia, i em fa sentir viva. Escric perquè és com tenir un orgasme literari.

Escric perquè és com si reafirmés les meves conviccions, com si ordenés les meves idees, de la mateixa manera que endreces la roba de l’armari. Si tot està en ordre, trobo les coses més aviat, i agafo el que necessito més en cada moment. Escric per adonar-me de quin preu haig de pagar per agafar allò que vull. Escric perquè per a mi, el que escric és IMPORTANT, BÀSIC I NECESSARI, i necessito transmetra-ho. Escric perquè només sé escriure sobre coses que em preocupen, que m’incomoden, que m’inquieten, que em trasbalsen. No sé escriure sobre descripcions d’objectes sense vida pròpia. Escric perquè el que queda escrit, escrit està. Les paraules se les emporta el vent, i la tinta queda per molts anys. Escric perquè em considero petita i vulnerable i vull aportar el meu granet de sorra. Escric perquè necessito que els que estimo sàpiguen com em sento. Escric perquè SENTO, sigui el que sigui. Escric perquè EXISTEIXO i vull deixar constància de la meva existència. Escric perquè la llavor que sembro ara pugui donar fruit algun dia. Escric perquè la torxa que acompanyi el meu taüt tingui com a suport els quatre fulls de paper impregnats de la tinta dels meus pensaments. Escric perquè quelcom dels meus pensaments perdurin més enllà de la meva mort.



 

Monòleg: ©Gemma Solsona Peñarroya
Imatge:   ©Wikimedia Commons









Imprimir artículo Wikio
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: