¿Qué lecturas os seducen más?

jueves, 20 de noviembre de 2008

¿ES POSIBLE LA UNIÓN ENTRE PINTURA Y LITERATURA?


Autor: Albert Sisteró Roda
ALL RIGHTS RESERVED- DO NOT PERMISSED PRINT THIS IMAGE




El escritor egarense Angel Brichs, creador del Neomodernismo Literario y habitual colaborador de este blog, en colaboración con el pintor natural de Castellvell i el Vilar Albert Sisteró, ha diseñado un nuevo formato literario-artístico, donde literatura y pintura se fusionan en uno. Así es como nos lo explica:

“Todo escritor, una vez ha terminado de escribir un libro, tiende a hacer dos cosas: una es darse a la fuga y otra escribir otro libro. Algo parecido me sucedió a mi. Y un buen día, hace ya dos semanas, analizando un capítulo de mi última obra que ya presenté en el blog y que habla de la PINTURA ESCRITA, desarrollé varias ideas tratadas ya en ese libro que me dieron parte a crear una nueva teoría artística que engloba el género pictórico y el literario. Pronto, hablé con un colaborador y amigo, Albert Sisteró, pintor hiperrealista, el cual ha expuesto en New York, Toronto, Milán y Barcelona los últimos años y le propuse la idea a lo que él me contestó fascinado: ¿cuándo empezamos?
Ahora, en este blog y como primicia mundial, les expongo brevemente dichas recién creadas tendencias pictórico-literarias como son LA PINTURA REALÍSTICO-ESCENOGRÁFICA y su variante literaria que es LA PINTURA LITERARIA.
En primer lugar, y basándonos en el esquema del arte, es decir, en la intersección (Sentidos(persona)-Realidad (objeto)-Escritura-Pintura) como línea motriz y de unión final entre la pintura y escritura, por ser las dos representaciones de una realidad sináptica interrelacionada y objetiva con el medio; se deriva tradicionalmente en dos amplias realidades que no representan más que fríos esperpentos de una realidad subjetiva del artista como son LA PINTURA VISUAL y LA CALIGRÁFICO-ILUSTRATIVA, esta última muy extendida en el orbe indo-asiático. Es por ello, y en consonancia con el sustrato teórico expuesto en el libro “El Neomodernismo Literario o Una visión artística de la Literatura” valoramos que hacía falta una praxis; un punto eje que llevara a la práctica la realidad allí expuesta, con lo que dicha realidad hoy se puede decir que es ya un hecho. Y esa realidad está englobada en un estilo pictórico nuevo el cual se llama Realismo Escenográfico. No obstante, dicha variante pictórica no es una tendencia vanguardista de principio de siglo XXI, sino que es una realidad necesaria, una evocación creativa que se eleva, al igual que el neomodernismo literario a una valoración intrínseca de la capacidad emotiva del público y el autor, reflejándose a ambos como un mismo ente vivo. En definitiva, la pintura no es de propiedad exclusiva de los coleccionistas o del mismo artista sino que queda establecida como nexo de unión entre el público y el autor; sin sutilezas, sin subjetivismos vanos, sólo canalizando el arte cara a cara, artista y espectador, todos en un mismo nivel, y no uno encima del otro como ha sucedido hasta ahora en el mundo del arte. Es pues este estilo de pintura universal, protagonista del cual es el público, que es representado en las obras con todos sus temores y secretos más íntimos, sin tabús, sin tópicos vulgares, sin encasillar a nadie, tal como es, puro reflejo de lo que somos. Pero fenómeno tan directo y objetivo con lo real no puede existir sin un contexto semiótico que lo eleve de forma que el público vea algo nuevo y no simplemente un cuadro en una galería de arte. Por ello, donde la pintura realístico-escenográfica alza sus colores, la PINTURA LITERARIA complementa la escena que la primera quiere representar. Es esta última la quintaesencia del arte escrito, pero sin alterar ni la pintura ni la literatura como hace la POESÍA VISUAL. Aquí no se elimina la pintura para escribir un cuadro sino que se unen la una a la otra de la forma que el espectador lee el texto que simbólicamente se plasma en la tela por el pintor, medio la idea concebida en el mismo cuadro por el escritor. Es como podría decírsele una sociedad entre la PINTURA y la LITERATURA, pero ante todo una fórmula que hoy día no se está acostumbrado a verse cada día ya que el objetivo final de este creacionismo radica en la invención y la creatividad, algo desconocido por los pintores y escritores de hoy. Es por eso más necesario aún el motivarlo, mostrándolo aquí, reverberando el interés perdido por tantos y tantos artistas que son víctimas de la línea comercial en que son vertidas sus obras en la actualidad. Es ante todo una llamada a la creatividad, para hacer entender al mundo, que a día de hoy, el artista del ayer es más necesario que nunca. En fin, la rotura del rol diario que nos hace convertirnos en seres más simiescos cada día es necesaria, es positiva y además, pese a que muchos no lo quieran creer por discutir lo existente como si fueran la mismísima inquisición, FUNCIONA".

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Espacios publicitarios: