¿Qué lecturas os seducen más?

viernes, 6 de mayo de 2011

Amigos e íntimos

A menudo, algunos confunden la amistad con algo más. ¿Cómo es posible si no, que dos desconocidos se inspiren una confianza inusual que les acabe dando apoyo emocional y ganas de compartirlo todo? En el mundo que hoy día conocemos, es mucho más fácil esconderse de los demás y autosometerse, cabizbaj@, a todo aquello que no tienda a resucitar esos viejos temores (por no decir tabúes) que todos guardamos para sí. Debilidades y complejos que nos precipitan a una ausencia mucho más dolorosa que la de un amor perdido: un desequilibrio anímico que nos llevará, irremediablemente a la soledad, y a una pérdida de autoestima que, frecuentemente, relacionamos con un fenómeno que es ya moneda de cambio de nuestra sociedad: el individualismo.

Pero si vivir solo no es bueno, y para ello gozar de unas buenas amistades puede sugerir inteligencia, también es necesaria una buena dosis de «razón propia» para mal interpretarla como el sustrato de una posible relación. No funcionaría. Muchos se pavonean de tener amigos pero nunca dejan espacio para buscar una «pareja real». Y se jactan de estar con chicas. Se autoconvencen de algo que ni siquiera existe. Para eso mejor tumbarse en casa, hojeando una Playboy (vendría a ser lo mismo que estar solo). Traspasar la frontera e ir más allá, eso sí que es coraje; por ello la mayoría, al verse presionados buscan, en sus instintos más viscerales, el placer que no pueden alcanzar. Una falsa estabilidad que alude a una insatisfacción e infelicidad personales, la cual es apoyada por un canal transmisor usado desde siempre: el sexo.

Por último —como siempre— tenemos el amor. Un concepto inmaterial, pero inmanente de la persona, el cual ejerce su poderoso influjo mediante un proceso bioquímico sin aparente sentido. ¡El colmo de la irracionalidad! Aunque gracias a este fuerte estímulo y la habilidad de cada cuál para comprenderlo conseguimos el fruto esperado de toda vida humana: la convivencia. Al fin y al cabo, tan sólo se trata de matemáticas: instinto (-) + irracionalidad  (-) + razón (+) = relación (+).



Artículo: ©Ángel Brichs
Imagen:  ©Wikimedia Commons (Bobi Bobi)


Imprimir artículo Wikio

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: