¿Qué lecturas os seducen más?

domingo, 1 de mayo de 2011

Poesía en blog, XXX: Fulgencio Martínez

DEBER GUSTOSO
(Meditación ante mi cincuenta aniversario)




VOLVEMOS la cabeza

hacia nuestros errores del pasado
con la misma indiferencia
de un rayo de luz que atraviesa el aire.



Pisamos sobre el hacinamiento

de los días, sobre la ola de babel
que de repente rompe en esta playa.



Dueños de una quimera

que llamamos edad,
madurez, experiencia, armonía
y discordia, sosteniendo las dos
un centro donde somos.



Orgullosos de tan leve hazaña

de equilibrio, las juntamos y se
paramos a conciencia
esas dos aristas de uno; creciendo,
con los años, en sabiduría:
pero, en verdad, adquiriendo, sólo,
una técnica de supervivencia.



Nada más que un progreso en el oficio

de acomodarse a los inconvenientes
de la personalidad inestable
y del mundo incorregible ante uno.



No un crecimiento, menos un desarrollo

humano en sapiencia o felicidad,
en bondad o en hondura de sentir;
sólo un saber mejor pelar la cáscara
del huevo antes de comérnoslo a la fuerza,



nada más que un aprendizaje absurdo,

un truco de víctima, una forma
de olvido de la experiencia en los brazos,
igual que un niño, de la inmadurez



de esta infancia vieja

donde seguimos haciendo balance
del amor que nos tienen los demás,
y que casi nos deben
por nuestra soberana condición de individuo.



A lo sumo, habiendo aprendido, a duras restas,

que la suma es siempre
menor que la cantidad de partida.



¡Habiendo aprendido a endurecernos!,

de ese modo, adquiriendo
una técnica de supervivencia.



Muy lejos aún de la verdad sencilla
de que madurar es dar amor a otros,



la verdad solamente que pudiera

transformar el paso y cambiar nuestro interior
preguntándonos cuánto les debemos
y cuánto amor tenemos para darles.








Fulgencio Martínez vive en Murcia. Es autor de poemarios como Cosas que quedaron en la sombra (Nausícaä, Murcia, 2006) o El cuerpo del día (Renacimiento, Sevilla, 2010).
Es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid y codirige la revista digital Ágora: www.agoralarevistadeltaller.blogspot.com.

Entre retazos de una vida todavía inconclusa, nos advierte, en el poema que les ofrecemos, algunas reflexiones vitales que el autor hizo en sus carnes. Una especie de «sonajero filo-existencial» que hace recordarnos ese gran concepto, muy extendido, reinstaurado finalmente en nuestros días: la compasión.










Imprimir artículo Wikio

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: