¿Qué lecturas os seducen más?

sábado, 4 de junio de 2011

Poesía en blog, XXXIII: Roser Amills

 



Un día, cualquiera, tendré el corazón viejo.


Uno egocéntrico borroso parpadeo



taciturno murciélago inofensivo que lanzará


ecos hasta el fondo de todas las gargantas


que encuentre a mi paso.



Ese día, cualquiera, podré esperar sin más


como esa postal que cayó del expositor.





Porque entonces ya no seré más salvaje ni muñeca

de carne y nata piernas temblorosas


sandalias planas


y coleta de quinceañera.





Pulcra. Despreocupada. Habré crecido lo suficiente


para no tener ya que odiar nada

de todo aquello que era y por encima de todo


también a ésa

que ya no era cuando fuimos contigo.









Por eso nos separamos y asciendo hasta la cumbre


sola, en blanco y negro,


con los ojos bien abiertos y me dejas que lo haga

como se permite el sonar de las cosas mineralidad absoluta


y no nos entendemos una palabra de lo que el otro


trata de expresar


de la etimología rala y merecida


red de puntos interconectados






y así no hay manera así ya todo se puede volver transparente


como un dibujo rápido y precioso sobre una hoja inmaculada,


como el goce en bandeja que no importa


si sólo queda narrar sin tapujos más itinerarios


que incurrirán en direcciones evolutivas imprevisibles


cueste lo que cueste,






si sólo queda gritar a los cuatro vientos que el amor


es la pornografía extrema, que los placeres,

que los males van a extenderse a lo largo y ancho de la tierra

proceso de desnudamiento continuo que quizás jamás nadie,


como nosotros,


a tiempo.













Quería hablar de la fina línea


que media entre todo ese silencio que quiero expresar


y cualquier ruido.






El índice sobre los labios. Un precioso ejemplar


de hembra resabiada me imita en la pantalla.






Con los cascos y a oscuras repito el gesto,


me acerco al personaje y a la historia,


quiero comprobar quién imita a quién y hasta qué punto


me despreocupé de que alguien creyera


que me dedicaba a la escritura al sexo


a los desengaños como terapia.








Poemas: ©Roser Amills


Imágenes: ©Wikimedia Commons


Imprimir artículo Wikio

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: