¿Qué lecturas os seducen más?

domingo, 31 de julio de 2011

Poesía en blog, XXXVI: Victoria Mera

Poema sin comienzo


Para qué iba yo a necesitar un comienzo
cuando sé que el mejor final para mis versos
es que descansen sobre tu piel desnuda.






Contra(ti)empo
He descubierto que la aleatoriedad siempre me lleva a tus pestañas,
que por más que viaje hacia tus labios en un poema de Montero
la realidad de este febrero no es tangible sin ti,
y que además, los taxistas de esta ciudad, ya no responden a mis silbidos.
—Supongo que para evitar ese trayecto fantasma
que trazo en mis pensamientos directo a tus sábanas—.









Victoria Mera García (Cáceres, 1985) es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Su poesía ha sido publicada en antologías de varios autores, como Trece, o en la revista madrileña Generación espontánea.















Poemas e imagen: ©Victoria Mera



Imprimir artículo Wikio

Poesía en blog, XXXV: Rafael Mérida

Paz y Libertad

La metralla está cantando
sobre el azul del cielo…
está sangrando mi suelo
la fosa está preparando.

El muerto levantó el vuelo
cadáveres esparciendo;
por qué seguirlo fingiendo
la juventud está en duelo.


Nuestro himno perdió su acento
es tiempo de nueva ruta,
no es, Patria, prostituta…
para un pueblo sin sustento



no más sangre en la banqueta
no escupas a tu bandera
buscamos paz verdadera
sin la mirada alcahueta


la bala que el cielo surca
¡libertad! ha despertado,
horizonte iluminado
rompe el baile de mazurca


Obreros sin ilusión
Por fábricas incendiadas
Y por escuelas destruidas
los niños sin instrucción


Paz, nuestra única salida,
nos hemos vuelto cobardes,
busquemos PAZ sin alardes,
luchemos por nuestra vida.


Tienen tinta-libertad
Y en mis versos no se miente
queremos PAZ solamente
en el mundo con piedad.


Hoy la Historia que yo escribo
sin que me tiemble la mano
exijo a todo el hermano
con dolor, y lo suscribo.




Rafael Mérida (Guatemala, 1938), es periodista e historiador. Años atrás, ejerció el magisterio en la Escuela Centroamericana de Periodismo, adscrita a la Universidad De San Carlos de Guatemala. Sus inquietudes literarias le han sido recompensadas con cierta fama, por otra merecida (Premio Internacional de Poesía, El Turpial de oro (2009); Hombre del Maíz (2009); Certamen de poesía Poeta Iberoamericano (2010) ). A tal efecto, su representación institucional (como Presidente de la Delegación guatemalteca de Relaciones Culturales y de la Unión Hispanoamericana de Escritores, entre otros cargos) ha añadido un sentido más amplio a una trayectoria literaria llena de antologías narrativas y poemarios, señalándonos a este autor como otro de esos humanistas centroamericanos que han pasado por LITERATURA DEL MAÑANA.

En la redondilla que nos trae, Paz y Libertad, añade interés a su dilatada concurrencia literaria, por ser coetáneo de Aída N. Lara (colaboradora también de este blog) y pertenecer, al tiempo, al mismo suelo patrio de ésta, que vio correr tanta sangre en la segunda mitad del XX: Guatemala.



Poema e imagen: ©Rafael Mérida



Imprimir artículo Wikio

sábado, 30 de julio de 2011

Algunas prosas escogidas, XIX: Ana María Manceda


SOLEDAD

Seguí a mi marido, muchas situaciones confusas me llevaron a extremar los celos.
Ahí, en el medio de la ruta estaba su coche. Bajé, solo se veía el rodar de los coirones empujados por el viento sobre los pastos secos y muy a lo lejos una casa de campo. Paisaje inhóspito, vacío. Entré al auto. Nadie, pero mi cuerpo lo sintió. El perfume a nardos de mi amiga ocupó para siempre cada espacio de mi soledad.







Los reyes magos NO eran los padres...
 
El olor al Río de La Plata invadía las sospechas, en el calor abrumador del amanecer escuché los ruidos «los camellos deben estar tomando el agua» me mentí. La sombra de mi padre atropelló el árbol de navidad. Todo lo vi. Al abrir el regalo mis ojos preadolescentes se humedecieron de agradecimiento, un maravilloso traje de baño me invitaba a la playa y a esconder en mil llaves la realidad. En la madurez de la vida aún guardo esa época de ilusiones. Gracias, la mente puede brillar.






Microrrelatos: ©Ana María Manceda
Imágenes: ©Abi Pap

viernes, 22 de julio de 2011

Poesía en blog, XXXIV: Ángela Sayago

Licántropa
Solo me faltó aullar
como el lobo a la Luna…
Yo, que me creía cangrejo ermitaño
me convertí en una jauría.




Resurgir de las arenas
Nunca estuve en el desierto…
pero lo trajiste contigo
y me cubrió con su arena.
Como momia,
petrificada en la soledad
de nuestra casa
seca y atemporal,
sobreviví a u ignorancia.
Y un día,
algo se movería en la galaxia
pues mi cuerpo se llenó de nuevo
y resurgí de las arenas,
dejándote en tu isla
entre poemas rotos y escrituras
que te dí
para que leyeras sin prisa
mientras me alejaba.






Trashumante


Son los caminos,
los cruces,
las cruzadas
los cambios de sentido.
Los pastos verdes
ya se han ido…
Trashumante.
el corral sin puertas:
mi círculo.





Nerviosidades



Estoy asustada,
y ese escalofrío me invade reflejando esta pequeñez,
si bien, a veces, rumie que florezco grande.


La vacilación se apodera de mi estómago,
el desafío sigue pendiendo de un hilo
y la magia de las palabras
vuelve a dedicarse a la ansiedad inmediata
que recorre perpleja mis vacíos.

Estoy inquieta.


Los tiempos desabrochan las acciones
que rezuman inseguridades casi imperceptibles
en los trabajos y en los apegos comedidos,
tangibles, solo en la medida
en que la vibración me es devuelta;
como el cambio, en la caja del supermercado.







Es otoño
La lluvia riega el asfalto,
el viento anima a las hojas
de las copas de los árboles
a danzarle al otoño que viene
—de golpe—
a transformar el color del cielo.
Entre las luces de la urbe
se difumina el gris, el naranja…
Y el ruido no cesa.




Noviembre
Se ha transformado,
el espacio corto donde me intuyo.
Resurgen el fervor y las ganas
de continuar, sin pausas.
El rumbo se va intuyendo y
las semillas esparcidas quedaron
en el sendero húmedo, fértil…
que se expande ante mis ojos.







Poemas: ©Ángela Sayago
Imágenes: ©Xavier Espínola





Imprimir artículo Wikio

Agenda cultural de julio de 2011. Exposiciones y presentaciones de libros:



El pasado 9 de julio se presentó el último libro de cuentos de la colaboradora de este blog, la escritora y poeta guatemalteca Aída Niedertheimann Lara. Cuentos y relatos fue presentado en la Universidad de Guatemala, 1ª Avenida Norte nº 23 (La Antigua Guatemala), y contó con el apoyo del Centro cultural del Colegio Sto. Tomás de Aquino y de la Dirección General de la extensión universitaria de la citada Universidad.








La Fundació Antoni Tàpies cuenta con varias exposiciones y talleres para esta segunda quincena de julio, de entre los que destacan la exposición del fotógrafo Pere Noguera o del mismo Antoni Tapies, junto con talleres y conferencias de todo tipo. Por más información pueden consultar la web de la Fundación: www.fundaciotapies.org













Inauguración de la exposición del pintor Hugo Fontela, Caminos de tierra, caminos de mar. En el Museo de Montserrat, el 15 de julio a las 12.30 h.






Imprimir artículo Wikio

sábado, 2 de julio de 2011

Algunas prosas escogidas, XVIII: Martín Gardella

IMPOSTURAS

Monstruosos

II

“Debo aceptar que soy diferente”, piensa el Hombre Lobo, mientras aúlla, mirando el Sol, al mediodía.


FUGACIDADES

La historia de amor más corta y triste del mundo

–¿Me querés?
–No.

Ménage à Trois

Antes de apagar la luz del cuarto, la mujer susurra al oído del señor Jekyll: Por favor, cariño, esta noche invita a Hyde.

Un tipo sensible

Cuando cae la tarde, ella le lleva flores a su tumba. A él le encanta olfatearlas, antes de volver a dormirse.




Martín Gardella (La Plata, Argentina, 1973) vive en Buenos Aires. Es abogado y profesor universitario. Sus microrrelatos y cuentos breves han sido incluidos en revistas y diferentes antologías editadas en Argentina, Perú, México, España o Chile. Administra el blog  El Living sin Tiempo, su bitácora de cuentos breves y brevísimos, y es integrante del Comité Editorial de Internacional Microcuentista, revista digital de microrrelatos y otras brevedades.
El microrrelato y las tres, como el mismo autor denomina, «fugacidades», corresponden a su  libro Instantáneas (publicado en 2010 por la Editorial Andrómeda; Buenos Aires). Este epíteto, por lo demás bastante común en los últimos años, dado el hiperbrevísimo estado de consciencia que define a la sociedad del XXI, víctima de las prisas y de la inmersión de Internet en nuestro proceso vital es, cuanto menos, una fórmula de escape anodina y recurrible; digna de cualquier corazón lector con poco tiempo y ganas de autosatisfacerse sin pedir cuentas a nadie. 


Imprimir artículo Wikio

Algunas prosas escogidas, XVII: Araceli Otamendi

El Día de San Valentín
Ocurrió en la víspera del Día de San Valentín. El 14 de febrero de un año de otra década. Es la historia de Ana. Corría la década liberal y Ana estaba casada y tenía tres hijos. Una hija y dos varones, el último de meses. Entonces Ana trabajaba y el marido de Ana, Roberto, también. Pero apenas nació el más chico de los tres hijos de Ana y Roberto, Roberto se quedó sin trabajo porque la empresa donde trabajaba decidió cerrar porque le parecía que la rentabilidad no era suficiente. Entonces Ana, además del trabajo que tenía, tuvo que buscar otros dos trabajos más para poder pagar las cuentas y subsistir, hasta que Roberto se ubicara nuevamente. De más está decir que Ana era una mujer laboriosa, inteligente y tenía muchas otras virtudes. Y además era buena madre. Pero Roberto se había deprimido porque la empresa donde él trabajaba había cerrado y le costaba asumir que no era fácil poder ubicarse nuevamente.

Y así era como Ana iba pasando los días entre un trabajo y otro, entre la crianza de los niños y la depresión de Roberto, entre vivir cada día con optimismo y confianza en que todo iba a cambiar.
Pero Ana se daba cuenta que a este paso, o se hacía más fuerte o toda su vida, incluida su familia, se desplomaba. Entonces juntaba fuerzas desde la mañana, pensaba en su vida, en todo lo difícil que le había resultado todo, en que todo lo que había logrado en su vida le había costado mucho y resurgia como el Ave Fénix, de las cenizas. Y fue así como Ana, además del trabajo fijo que tenía en una revista, también daba clases particulares y había conseguido trabajar también en una revista para personas solas. Nunca lo había hecho, eso de tratar con personas solas o que se consideraban solas, pero la necesidad tenía cara de hereje y la habian contratado como redactora.

Y fue así, como un día, junto con la jefa de redacción conoció a un escritor, bastante viejo, que estaba solo y buscaba pareja. Y Ana se sorprendió, se lo dijo después a su jefa, de este proceder de las personas que estaban solas y buscaban pareja de esta manera, porque sus ocupaciones les llevaban todo el tiempo de su vida y no tenían tiempo de conocer gente.
Ana se reía porque ella, había nacido y se había criado en una provincia y en la provincia las personas tenían todo el tiempo del mundo para conocer a otras personas, hablar y el tiempo corría de otra manera. Y fue así que Ana conoció a este escritor bastante vivido, con mucha experiencia, que ya se había casado más de dos o tres veces y no quería estar solo y quería formar otra pareja. Y por eso se había contactado con la revista donde trabajaba Ana.
La jefa de Ana, que al parecer sabía tratar con las personas que estaban solas y no tenía muy buen concepto de ellas, le confesó a Ana que las solas y los solos estaban siempre enojados. Por eso mismo, porque estaban solos, decía. Y Ana se dio cuenta que ese era un mundo extraño para ella, porque nunca había pensado así, que estar sola o solo fuera una posibilidad y que no conocía nada de todas estas personas en esa situación. Y fue así que el escritor le dijo a la jefa de Ana que quería conocer a una mujer joven, muy joven, aunque él fuera demasiado viejo. Y Ana se sorprendió de las agallas del hombre. Que como quería seguir disfrutando de la vida, para no estar solo. Y ese mismo día Ana tomó la decisión, no volvería a trabajar en esa revista, porque no podía entender cómo las personas podían estar tan solas en su vida y cómo ese hombre, con todos los años que llevaba encima y todos los matrimonios que llevaba a cuestas quería nada más que una mujer muy joven. Y también pensaba en que no le interesaba conocer ese tipo de personas, ni enterarse de sus problemas, donde todo se medía por una edad, o una posición social, o por una conveniencia y todo eso le dio asco y por eso tomó la decisión de no volver más aunque necesitara el dinero que ganaba para pagar las cuentas. Entonces Ana se despidió de su jefa, le dijo hasta mañana, y se tomó el ómnibus desde un barrio alejado hasta su casa.

Y era el Día de San Valentín y cuando llegó eran más de las once de la noche, su marido se había dormido mirando la televisión y los dos hijos mayores la esperaban con los cuadernos de la escuela para que los ayudara con las tareas, y el bebé también dormía, porque su marido ya lo había bañado y le había dado de comer. Entonces, el hijo mayor de Ana le trajo una bandeja con la comida a Ana que para ese entonces había arrojado los zapatos por el aire y la hija de Ana le había llevado un vaso de gasesosa y los dos hijos esperaban que Ana terminara de comer y les ayudara con las tareas de la escuela. Y ese fue un Día de San Valentín, que según dicen, es el Día de los enamorados. Y Ana les ayudó con la tarea a sus hijos más grandes y después le dio de comer a su hijo más chico, le cambió los pañales y lo hizo dormir y se durmió sabiendo que al otro día le esperaba una vez más la lucha.



Relato:  ©Araceli Otamendi
Imagen: ©Wikimedia Commons
 
Imprimir artículo Wikio

Şiir Blog, XXXIV: Üzeyir Lokman



KARANLIĞA SAVAŞLA YAZILANLAR
(Türkçe versiyonu)



Bir daha ısınamayacaksın, soğuyan ellerin uzanamayacak
dostluklara!

En azından bir kez olsun geriye bakma fırsatın var…
Çiçeklerle dostluğunun süresini... sevginden aldığın
hazları... iç güzelliğinle saçtığın ışıkları bir daha gözden
geçir!

Ne yazık ki

Senin yarınlarına onlar karar verecekler.

Belki bir daha mart gelmeyecek. Karlar içine
gömülemeyecek çocuk ayakların. Senden sonra
okullardan savaş izleri silinemeyecek. Sen anılacaksın
kitaplarla.

Kan izlerini görmeden, acıları hissetmeden son bir defa
daha sarıl ananın kollarına

Nefes nefese

Vedalaş çiçeklerle.

Acılar duygularına adım attıkça zaman daralıyor.

Anıların

Saplanırken yüreklerine yaşayanların

Sen asla unutulamayacaksın.

Öfkeleri olduğu yerde bırakmak yerine

Neden savaşmak istiyorlar? Ne istiyorlar senden hiç
düşündün mü?

İçlerindeki düşmandı onları harekete geçiren! Biliyorum
kendileriyle bile dost olamayanların çılgınlıklarıyla karşı
karşıyasın.

Elimden bir şey gelmiyor! Özünde ölümler, gözyaşları
olan savaşlarla seni hedef alan düşmanlıklara engel
olamıyorum.

Sen çok küçüksün... Seni çok seviyorum!

Korkuya gölge, ağıta malzeme arayanların
reçetelerindeki fos duygular yarın bir bir ortaya
dökülecek… Tutkular kan lekelerini mürekkepleriyle
yazarkan ellerini titretecek bazılarının. Gözlerin arkada
kalmasın çocuk!

Sofra başında bir lokma ekmeği yemeden aç acına
gözyaşlarıyla düşerse üzerine anan, ona gülümsemeyi
unutma!

Şu an çıkar kokan savaş tacizleri altında yaşıyorsun Irak
pencerelerinde titriyor.

Yaşlı çizgiler senin de peşine düşüyor!

Biliyorum tank uçlarında çiçekler yaşayamaz... Savaş
sevgi değil acı taşır evlere!

Kan izlerini görmeden, acıları hissetmeden son bir defa
daha sarıl ananın kollarına

Nefes nefese

Vedalaş çiçeklerle.

Acılar duygularına adım attıkça zaman daralıyor.
 



ESCRITO EN LA OSCURIDAD POR LA GUERRA
(versión castellana)



No podrás más calentarte,

tus manos frías ya no se tenderán a la amistad.

Tienes el tiempo justo para mirar atrás

y observar lo que alguna vez fue y ya no es.

Repasa por un momento la época

de tu amistad con las flores,

el dulce placer de amar,

la luz que derramabas desde la tierna belleza de tu corazón.

Es triste pero aquí están quienes deciden tus mañanas.

Quizás no alcances el mes de marzo.

Tus pies de niño no podrán hundirse más en la nieve.

Después de ti,

las marcas de la guerra

jamás serán borradas de las escuelas.

Los libros hablarán de ti.

Métete por última vez

entre los brazos de tu madre,

antes de ver las huellas de muerte de la sangre,

de experimentar el sufrimiento.

Con la respiración contenida, dile adiós a las flores.

El tiempo se estrecha

a medida que la penas pisotean tus sentimientos.

Jamás serás olvidado

mientras tu recuerdo esté sembrado

en el corazón de los vivos.

En vez de dejar en su lugar la cólera,

¿porqué desean hacer la guerra?

¿Jamás has pensado tú,

qué desean ellos de ti?

Es su propio enemigo interno quien los mueve.

Yo sé que te encuentras de cara a la insania

de quienes no pueden entenderse a sí mismos.

No puedo hacer nada.

No puedo impedir la animosidad

de quienes hacen de ti una víctima de guerras

cuya esencia es la muerte

y la provocación del llanto.

¡Tú eres tan pequeño y te amo tanto!

Mañana, serán exhibidos, unos tras otros,

los falsos sentimientos contenidos en las recetas y los ingresos

de quienes buscan la oscuridad para sembrar el miedo

y temas para canciones tristes.

Las pasiones harán temblar las manos de algunos

mientras ellos dibujan manchas de sangre con su tinta de fuego.

¡De eso puedes estar seguro, mi niño!

Si en la mesa, tu madre hambrienta cae sobre ti, llorando,

antes de probar un bocado de pan,

no olvides sonreírle, mi niño.

En el presente, tú vives bajo amenazas de guerra

que buscan el petróleo.

Irak vibra delante de tus ventanas.

Las viejas líneas igualmente se ponen a seguirte.

Yo sé que las flores no viven en las afueras de los cañones.

La guerra trae pesadumbre a los hogares, no alegrías.

Métete por última vez

entre los brazos de tu madre,

antes de ver las huellas de muerte de la sangre,

de experimentar el sufrimiento.

Con la respiración contenida, dile adiós a las flores.

El tiempo se estrecha

a medida que la penas pisotean tus sentimientos.







Üzeyir Lokman es un poeta de origen turco, residente en Mantes la Ville (Francia). Profesional del diseño (en su especialidad de interiorista), nutre sus creaciones con una suerte de aire poético que, a su tiempo, desborda una lírica que traspúa sentimiento y se define —como en otros autores que pasaron por aquí— por ser una poética existencial que busca en la solidaridad un pretexto para el entendimiento entre pueblos y naciones.   








Imprimir artículo Wikio
Poema e imágenes: ©Üzeyir Lokman

LITERATURA DEL MAÑANA cambiará su imagen









LITERATURA DEL MAÑANA busca una nueva imagen para representar su blog. Todos los que quieran colaborar en ello, pueden enviar sus fotos, dibujos e ilustraciones a: colaboracionesliterarias@gmail.com





Una vez hayamos recibido un número suficiente de trabajos con los que ultimar nuestra selección, eligiremos la imagen ganadora el próximo 1 de agosto de 2011, la cual representará a LITERATURA DEL MAÑANA en el futuro.

Con ello, LITERATURA DEL MAÑANA quiere darle a su página un diseño más futurista, aun sin romper con la línea editorial que la ha caracterizado hasta el momento; y qué mejor forma que dar la oportunidad a todos aquéllos que la han hecho posible, para contribuir en su nueva etapa.



Recompensa por el trabajo ganador:

# 50 € #

(a ingresar en el número de Cta. que
nos indique el ilustrador(a)).









¡Os esperamos!;

LITERATURA DEL MAÑANA














Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: