¿Qué lecturas os seducen más?

miércoles, 17 de junio de 2009

El artista inquieto

En los últimos años, desde que empecé el recorrido literario que me ha llevado hasta dónde estoy en la actualidad, he conocido pintores, escritores y otros artistas y personajes inquietos que quieren contar algo diferente, nuevo, producto de una simbiosis que para el que no está introducido en esas lares puede parecerle incoherente pero para los que amamos el arte en su estado puro valoramos sobremanera; ya que estas personas adictas al cambio y con un profundo sentimiento de vocación social, algo innato en ellas y que les hace ser como son y producto de lo que son, intentando hacer del mundo y nuestras vidas algo más llevadero. Cuando conocí al Sr. Fernando Velázquez Medina en uno de esas comunidades literarias en las que estamos presentes la mayoría de escritores, me sorprendió muchísimo la facilidad que tenía para escribir e improvisar cada día historias y relatos nuevos, utilizando más bien su espacio blog como una plantilla de trabajo que un punto de encuentro que es lo que a menudo representan estos en su mayoría, donde esas personas inquietas de las que hablábamos utilizan como palestra para darse a conocer por la red. Comprendí entonces que no se trataba de una persona cualquiera sino de uno de aquellos "artistas inquietos" que "realmente" cambian las cosas, un escritor sobrio que se ha hecho un nombre a lo largo de los años, un hombre de ideas, que cree en lo que hace, provisto de una fuerte mentalidad vitalista que le imprime el carácter literario que trata de abordar en sus textos. Precursor, junto a otros autores de su generación, del denominado "realismo sucio tropical", esgrimiendo en su prosa una fuerte carga social con lúcidas caracterizaciones de la sociedad cubana contemporánea que, con la estética satírico-burlesca que utiliza en obras como "Última Rumba en la Habana" (obra comentada en artículos anteriores en este blog), y acompañada de un retrato hiperrealista del modo de vida del isleño, permite introducirnos en la mentalidad del ciudadano normal y corriente, y todo ello perfeccionándolo en una prosa a medio camino del guión cinematográfico y del reportaje más alternativo y propio del periodista freelance, que nos permite ante todo a recuperar uno de los verdaderos usos de literatura como vehículo de comunicación social, tan apreciado en los "ochentas" del siglo pasado. Desde el punto de vista europeo, existen algunos autores que combinan este tipo de narrativa social, de los que destaca Dan Lungu, escritor rumano que ya analizamos antiguamente en este blog. Esta literatura a contracorriente, agresiva, salvaje y rápida en su expresión formal, rehuye los retoricismos y prima por su sencillez, lenguaje "sucio", llenándonos de páginas que nos descubren el mundo real tal y como es, sin complejos ni mediocridades, y sin regirnos por un puritanismo verbal y formal propio de la mayoría de novelas que sacan cada año en el mercado; prueba cierta de que existe otra forma de hacer literatura. Una literatura reaccionaria que cada día esta más visible en la escena literaria y editorial, con autores como los miembros de la "off-beat generation" o el contexto que narrativo-literario que entraña el fenómeno del Neomodernismo Literario, los cuales promocionan una escritura libre y sin arquetipos, ya que las normas se las exige y pone el mismo literato.




Foto de Velazquez Medina ( a la derecha) con el premio Pulizer, Nilo Cruz



Fernando Velázquez Medina, La Habana 1951. Estudió cine en los antiguos Estudios de Cine y Televisión de las Fuerzas Armadas (ECITVFAR), en 1984. Comenzó a publicar artículos y reseñas sobre cine y literatura en la prensa cubana, en medios como El Caimán Barbudo, Revolución y Cultura, Bohemia, Letras Cubanas, y Juventud Rebelde. En 1990 se unió a la poetisa María Elena Cruz Varela en la organización disidente Criterio Alternativo. En 1991 redactó, por acuerdo con Cruz Varela, una carta en que se pedía cambios políticos a la dirección cubana, misiva que fue firmada por otros ocho creadores, por lo que se la conoce como La carta de los diez o Carta de los intelectuales cubanos. La carta fue sacada de Cuba por la política norteamericana Harriet Babbit, que se encontraba en La Habana en una misión de Diálogo Interamericano y que luego sería Embajadora permanente de Estados Unidos en la OEA. Cuando fue publicada en el exterior, el gobierno acusó a los firmantes de traidores y mediocres y los amenazó hasta con la muerte. Meses más tarde Cruz Varela, Velázquez Medina, el traductor Jorge Pomar y otras cuatro personas miembros del grupo fueron detenidas y condenadas sumariamente a penas de entre 10 meses a dos años20de prisión. Al salir en 1993, Velázquez se quedó durante dos años en Cuba hasta que fue conminado a salir del país luego del alzamiento de La Habana en 1994. En el año 1995 se estableció en New Jersey, trabajando en diversos oficios mientras escribía y reescribía su novela y artículos para varios medios de prensa. En 1999 se convirtió en editor de las páginas de opinión del diario hispano Hoy de Nueva York, hasta el año 2004. Actualmente reside en New Jersey y se dedica a escribir otra novela.

Fernando Velázquez Medina: en la foto

Para los/as que deseen saber más sobre este autor:

http://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_Velázquez_Medina

http://www.omni-bus.com/staff/fernandovelazquez.htm

http://www.bailedelsol.org/titulos/titulos_detalle.php?IDLibro=412

-AUTORÍA-

Del artículo: Ángel Brichs Papiol (escritor y crítico literario)

Fotografías y breve reseña biográfica: Fernando Velázquez Medina

Publicado en este blog bajo consentimiento del autor:
www.literaturadart.blogspot.com
Copyright ©2009 Fernando Velázquez Medina


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: