¿Qué lecturas os seducen más?

martes, 3 de noviembre de 2009

Algunos autores por descubrir: Jordi Matamoros Sánchez




Cuando leí por primera vez algunos de los microrrelatos de Jordi Matamoros en su blog llamado deliris-delirios.blogspot.com, no sé si tuve un sentimiento de estupefacción o de crecimiento personal, ya que de todo lo que he leído hasta ahora, aquello no se le parecía en nada.


Cuando yo contaba con poco más de trece años de edad, inspirado en algunos libros de filosofía, fruto de la enseñanza clásica que recibí como era de esperar en un colegio ultra-religioso; empecé a escribir algunas páginas con sentencias y aforismos. Luego vinieron algunos cuentos, también basados en códigos morales y referencias ético-sociales del mundo en el que vivía. Pero, no es de eso lo que tratan los textos de este autor, al que podríamos identificar más con el fenómeno pulp o underground que con cualquier fabulación literaria que se nos antoje. De la misma forma que Mirco Ilic´ e Igor Kordej en novelas gráficas, como "Del mismo lado", aparecidas hace veinte años, donde una innegable influencia postcomunista marcaba en sus escenas al más puro estilo Krahn el esperpento de lo que somos, sumido todo en una alegoría postapocalíptica que simbolizaba un mundo irreal pero con muchas referencias a aquello que no queremos pensar y todos sabemos que existe, Matamoros, en su prosa, mantiene ciertas semblanzas con esta simbiosis del hombre, al querer contarnos algo de nosotros mismos, surrealista y realista a la vez, algo que, solamente puede mostrarse de muchas formas, pero sólo una tan mantiene toda su creatividad y rigor artísticos. No hablamos de otra cosa que de la literatura.


Esperamos que disfruten con los textos que este autor ha tenido el gusto de cedernos para ser publicados en LITERATURA DEL MAÑANA.




Algunas notas sobre el Autor...




Jordi Matamoros Sánchez, nacido en 1967 en Barcelona (España), donde actualmente reside, tal como nos indica él mismo: lo lamento, pero aún no puedo especificar la fecha de mi muerte, está escrita pero no está clara, este autodidacta y librepensador está casado y tiene tres hijas. Empezó a escribir copiosamente en sus blogs y páginas online en las que participa, hasta que consiguió componer en un recopilatorio, la mayor parte de sus textos, sentencias y microrrelatos, llamados por él como "delirios". Así mismo nació "El Gran Cultivador", libro que piensa publicar en Bubok en breve. Según el autor, éste será el último post relacionado hasta la edición del mismo. Debido a una serie de cuestiones personales no tengo clara la fecha de la publicación, espero que sea lo antes posible . Estos últimos cuatro meses han sido muy creativos para mí, he imaginado y escrito aproximadamente una treintena de cuentos, el último de ellos "El caminante". Algunos cuentos son bastante más largos, con lo cual le estoy dando otra dimensión a mi obra. Pido disculpas a todos los amigos de estas páginas, puesto que mi tiempo se ha ido más en la creatividad y debido a la crisis he tenido que emplearlo más en mi negocio para que siga funcionando -nos declara el mismo autor.






EL SECRETO





No recuerdo exactamente cuanto tiempo llevo aquí , pero debe de rondar los 700 años. 700 años bajo tierra, con la piel quemada, desnuda y mojada, y por descontado muerta.


Año 1300 dC.
La comitiva inquisitorial se acerca al pueblo de Massanet de la Selva, desde Hostalric. El viaje es secreto. Se ha de evitar a toda costa que "la niña" hable con nadie. El párroco de la iglesia ha hecho llegar a manos del obispo una carta en la cual relata que días atrás llegó al pueblo la mencionada niña, asegurando ser un custodio de la gran verdad. La niña hablaba del "Gran
Cultivador". El obispo no podía dejar de temblar desde que empezó el viaje. Solo unos cuantos hombres conocían la verdad sobre Dios. Solo unos cuantos habían hecho un trato con el "Gran Cultivador". A cambio de no entregar su alma, tenían que entregar tantas almas como pudiesen, y por suerte, eso no era ningún problema. Ellos eran el poder - lo que no sabían era que el trato no sería respetado - . Al llegar al pueblo, la comitiva fue directamente a la iglesia, que era donde estaba confinada la niña. El obispo se reunió a solas con ella para averiguar que era lo que sabía exactamente. Confirmó sus peores sospechas…
De alguna manera, la criatura sabía del "Gran Cultivador" y de la finalidad de nuestras almas.
No podría hablar con nadie: tendría que morir.
Sin darle tiempo a reaccionar, el obispo se abalanzó sobre ella sacando un gran cuchillo de su hábito, y no sin grandes esfuerzos, le cortó la lengua. Parecía que la sangre lo invadía todo. Las lágrimas de la niña le provocaron un escalofrío. El obispo salió de la estancia con los ojos desorbitados y empapado de sangre y con aire ausente, dio las ordenes para qué, a las afueras del pueblo y de la manera más discreta posible, se preparase una hoguera lejos de la vista de los
feligreses. Mientras la niña ardía en la hoguera, el religioso no podía para de llorar, pero su miedo al "Gran Cultivador" era más fuerte que su propia ética. Poco después, la comitiva marchaba del pueblo. El cuerpo carbonizado de la pobre criatura había sido enterrado al borde de un riachuelo. El obispo habría querido rezar, pero sabiendo lo que sabía… solo pudo llorar.





Año 2009 dC.
Por alguna razón mi alma no fue a parar a manos del "Gran Cultivador", por alguna razón aún tengo conciencia, aún sé, aún quiero explicar a la humanidad quién es el "Gran Cultivador".
Cada vez que por las cercanías de donde fui enterrada pasa un niño menor de 3 años, tengo la capacidad de mostrarme a él, tengo la oportunidad de explicarle quién es el "Gran Cultivador", qué son nuestras almas, dónde van a
parar. Pero claro, son pequeños y no me entienden. Solo ven la sombra oscura de una niña que quiere jugar con ellos.
No tengo ninguna duda: el "Gran Cultivador" se aburre…. No tengo ninguna duda: me permite sufrir eternamente…. Y como contrapartida no para de reír.

De pequeño crees en el Hombre Lobo, en Drácula, en la Momia…, en definitiva ,en monstruos. Tus educadores te convencen de que los monstruos no existen y cuando creces te das cuanta de que es falso, de que en realidad los monstruos existen solo que no son tan "llamativos".
En ocasiones solo los puedes detectar por la cantidad de veces que sus mujeres acuden al médico con lesiones.





MIEDO A LA MUERTE.


Silenciosa y majestuosa avanza hacia mí.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosa y majestuosa sonríe.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosa y majestuosa me señala.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosos y majestuosos nos alejamos.
Miro hacia atrás y veo que mi cuerpo ya no tiembla.




QUIZÁS MAÑANA



Era de noche. La carretera secundaria estaba mal iluminada, quizás fue por eso o quizás por la excesiva velocidad de aquél auto, pero lo cierto es que el conductor no llegó a ver el camino de tierra que se adentraba en el bosque.
El camino estaba medio sepultado por la vegetación y únicamente era transitable a pié. No tendría más de 200 metros e iba a parar a una solitaria casa de madera.
A primera vista parecía abandonada , sólo la débil luz de una vela a través de una ventana indicaba que allí vivía alguien.
Tres años antes, cuando la compró aquel matrimonio huyendo de la ciudad para iniciar una nueva vida, el aspecto era muy diferente, pero las cosas, a veces, no son como las esperamos y ella no se adaptó bien al lugar.
(Juan) - Juan, no sé si me adaptaré, dijiste cuando la compramos, y lo dijiste cada día durante todo el primer año. Juan, volvamos a la ciudad; Juan, aquí no puedo vivir; Juan, me ahogo aquí sola; Juan, necesito ver gente; Juan, me deprimo…. así todo el puñetero año.
Parece mentira como han cambiado las cosas. El primer año me insunuaste varias veces la posibilidad de dejarme, supongo que después de aquella discusión tan fuerte te calmaste, pero me desilusionaste tanto qué, desde entonces, cada día me digo lo mismo : "quizás mañana te deje abandonada".
Tú ya ni me miras, ni me hablas… Eso me entristece porque, en el fondo, aún te quiero.
"Quizás mañana te deje", pero no se si soportaría no verte más, no se si soportaría no volver a oler tu presencia , quizás mañana te deje …

Diciendo esto, Juan, como cada noche desde hacía 2 años, volvió a cerrar el baúl donde había metido el cadaver de su mujer después de degollarla.



A VECES TENEMOS LA NECESIDAD IMPERIOSA DE GRITAR NUESTRAS DESESPERANZAS. CADA PERSONA ENCUENTRA UNA MANERA DE EXPULSARLAS; EN MI CASO UTILIZO LA IMAGINACIÓN PARA CONVERTIRLAS EN HISTORIAS, PARA QUE, DE ÉSTA MANERA, NO SE QUEDEN ENQUISTADAS EN MI MENTE.



PADRE


Cuanto daría yo por sentirte a mi lado,
cuanto daría yo por sentirte cada mañana,
cuanto daría yo por discutir contigo,
que no daría yo por sentirte otra vez.
A veces, por la noche, mi mente grita tu nombre
pero… nadie me responde .
Cuanto daría yo por sentirte palpitar.
cuanto daría yo porque tu estuvieses vivo.

Este delirio sale del corazón, puesto que está dedicado a mi padre que murió a la temprana edad de 33 años.




Copyright:

De la introducción y artículo:
©Ángel Brichs

De los textos y poemas:
©Jordi Matamoros Sánchez


De las imágenes:
©LITERATURA DEL MAÑANA




2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Me encanta la oportunidad que tu le das a los escritores de los blogs al darlos a conocer. Al que publicas ahora lo conocía también a través de este medio y me parece un buen escritor. Felicitaciones Zenius. Y gracias por algún momento fijarte en mi.

Un saludo cordial desde Guatemala.

Hasta pronto.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Excelente, muy bueno.
Muchas gracias a ustedes por compartirlo.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: