¿Qué lecturas os seducen más?

domingo, 29 de noviembre de 2009

La hiatosis de la revista "¡HOLA!"


Sí, lo sabemos. Da miedo escucharlo, ¿no? Hiatosis...¿Hiatosis? ¿Qué podrá ser? Acostumbrados últimamente a los singulares brotes de la gripe A, podría parecernos otra de estas cepas aún sin diagnosticar. Pero no se trata de ninguna enfermedad contagiosa; en sí, es algo poco menos que un atropello. El diccionario español de la lengua a veces se te hace corto y como no andábamos con suficiente tiempo como para releerlo todo de "punta a punta", decidimos acortar por lo sano. Se nos acababan las palabras y decidimos "germinar una nueva", frecuentemente muy usada en cuanto a términos científicos se refiere. Y es que el asunto no daba para menos, ya que en su fuero más interno, la gramática, podría ser considerada como la fuente de toda lógica experimental.


Como hemos hecho en este blog en otras ocasiones, decidimos revisar "por encima" algunas revistas de la prensa amarilla y rosa; las que se autocalifican como revistas de sociedad. Sin ningún interés en encontrar guiso donde no lo hubiera, cogimos la revista Hola, y mirando, mirando, nos centramos en una "affaire" que resulta ser de toda expectación estas últimas semanas en los medios de comunicación llamados "del corazón". Pero no fueron los titulares del reportaje, ni de la Señora Blanca Cuesta ni del hijo de la Baronesa Von Thyssen ni del césped verdísimo de su finca mediterránea, tan atractiva como suntuosa...(véase en la imagen) ¡Nada de eso! Los ojos de nuestro colaborador, "EL ETERNO AGUAFIESTAS" se hicieron astillas cuando, en tan solo tres líneas, que apenas constituían una frase en sí misma y en donde los nombres propios describían tres cuartas partes del lenguaje periodístico que se dibujaba allí, dos errores garrafales cubrían de una forma graciosamente ridícula e imposible de evitar por la mirada, y no por encontrarse en el centro de la página precisamente. Se trataba de "fotografíadas" y "Mata-Mua". Sea errata del que fuere, el efecto "hiato" no se supo corregir en sus dos definiciones, dándose lugar a dos errores de acentuación, colocándose tilde donde no tocaba (fotografíadas-en vez de-fotografiadas), palabra llana, verbo en su caso, y átona en esta derivación del sustantivo de la que procede (fotografía), que sí lleva tilde; y finalmente, Mata-Mua, nombre de origen polinésico que ilumina una de las obras de arte más preciadas de la Baronesa Von Thyssen, el famoso cuadro de Paul Gaughin; que en castellano, independientemente de su procedencia y escritura en otra lengua, su adaptación escrita siempre debe diferenciarse. Así pues, de la misma forma que continúa o actúa, conviene ponérsele la tilde donde la haya: Mata-Múa.


Pero no es nuestro interés crear una sátira de esto, sólo hacer lo que hasta ahora: ayudar a corregir ciertos errores en la gramática y la sintaxis de las palabras, ya que aunque la prensa, sea la que sea, al igual que las revistas, al margen de la "noticia" no deberían perder la forma y el buen uso del lenguaje, que es la base para cualquier entendimiento civilizado...



EL ETERNO AGUAFIESTAS



No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: