¿Qué lecturas os seducen más?

martes, 1 de septiembre de 2009

El quinto dragón: la mezcla entre Fantasía y realidad en la Literatura de hoy







Frecuentemente en la historia de la literatura contemporánea han conseguido éxito notable las historias que mezclaban fantasía y realidad. Desde los tiempos de A. Ionescu con su galardonada novela para jóvenes "Donde duerme el agua", pasando por un periplo anterior con autores como Mark Twain o Robert E. Howard con su triple saga de fantasía heroica, que fue llevada posteriormente a su muerte al cómic e incluso al cine. Lo cierto es que, pese a que otros géneros literarios como el suspense, la intriga o mayormente la poesía (salvo nombrados casos), han caído en desuso en los últimos quince años fruto de su desinterés progresivo por los lectores, la narrativa de lo fantástico ha conseguido conservar el interés del gran público durante los últimos sesenta años, y especialmente a partir de los años 60´y 70´ del siglo pasado. Un público de todas las edades-aunque principalmente menor de dieciocho años- ha escogido este vehículo de huida frente a otros géneros literarios más abruptos o de difícil comprensión. Y es que la fuente de vitaminas que representan los relatos de ficción de esta clase potencian la avidez por la lectura medio el desarrollo de un vocabulario nuevo a la par que un sinfín de historias paralelas al hilo conductor principal que, igual que la novela que venimos a comentar aquí intitulada El quinto dragón, de la escritora mexicana Paulina Aguilar, hacen acopio de un correlato historiográfico, donde lo real se mezcla con el simbolismo de la fantasía, siempre con el trasfondo moralizador propio que las caracteriza. El quinto dragón es una novela de la debutante escritora Paulina Aguilar Gutiérrez, la cuál ha sido galardonada con esta obra en México con el Premio Nacional de Novela Juvenil Fenal - Norma 2009. La novela, según palabras del escritor y editor Francisco Hinojosa: “es una magnífica novela que se lee de corrido". "Una historia de amor fantástica, una fantástica historia de amor".

Esta novela, que promete ser un éxito de ventas, ha sido acogida con muy buenos ojos en el ambiente de la literatura infantil y juvenil mexicana y en corto plazo será distribuida en otros países de Latinoamérica.
Una fantástica historia que sin lugar a dudas conseguirá entretener a los más pequeños e incluso a ese lector pasivo de todas las edades al que le apasiona uno de los géneros que acostumbran a transportar a uno a otros mundos, lo cual incentiva el imaginario colectivo y nos permite relajarnos unas pocas horas a la semana, consiguiendo romper de esa monotonía diaria que se llama trabajo.

He aquí un pequeño fragmento:

"Ahí estaba Jan. Éste es el encuentro que debimos haber tenido, la primera vez que nos veíamos después de tres años. Me estaba comiendo la angustia. No tenía nada que ofrecerle. Nada. No tenía un hogar ni un futuro ni siquiera la posibilidad de una vida normal y aceptar eso, confesárselo, hacía que me temblaran las rodillas, las manos y la garganta. ¿Cómo podía confesar lo que era a una persona que no creía en las historias fantásticas?"



De la autora:






Paulina Aguilar es una joven escritora mexicana de 26 años, originaria de la ciudad de León, Guanajuato, que ha obtenido el primer Premio Nacional de Literatura para Jóvenes FeNal- Norma 2009, con su novela El quinto dragón.











Reseña del libro:

Título: El Quinto Dragón
Autora: Paulina Aguilar Gutiérrez
Género: Literatura Juvenil Fantástica
Editorial: Grupo Editorial Norma
Edición: 1ª ed.
ISBN: 9786071300768
Año: 2009
Núm. de páginas: 183
Idioma: Español
País: México



Dónde comprar El quinto dragón:


Para saber más acerca de la autora:


Página en facebook:






Copyright:

Del artículo:
©Ángel Brichs Papiol

De las fotografías, fuentes sobre la biografía y fragmento del libro:
©Paulina Aguilar Gutiérrez



Publicado en este blog bajo consentimiento de la autora:












No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: