¿Qué lecturas os seducen más?

lunes, 21 de septiembre de 2009

Papá ya no te escribe (Microrrelato)


Cuando cruzaba la calle Almeida, a medio roce con los automóviles que iban girando y retrocediendo despistados, en pos del mensaje de ese submundo subterráneo que preserva la enfermedad de unos y pone en cuarentena a todos aquellos que no actúan de igual forma, pensé que mi ira estaba más que justificada. Oyendo el murmullo ocasional de los transeúntes al tocar las ocho de la mañana en aquél céntrico reloj, supe que nada cambiaría. Esas personas, viles, mal nacidas y ociosas, producto de un útero corrompido por las modas y el betún de sus zapatos no ejercerían más sobre mí aquel portento físico que hasta entonces mi cuerpo, gustoso, había tolerado. Mi sinrazón había llegado a su último y más pavoroso nivel de inhumanidad. Sabía lo que sabía y por eso lo pensaba. Era la hora de poner punto y final. La exageración y el oprobio que había sufrido los últimos días me habían hecho retroceder en mi forma de pensar. Me fijé en mis manos. Estaban sucias, embrutecidas con una apariencia alquitranada que me sumía en un trance sin igual. Una semejanza que disimulaba tenuemente una rotura del bolígrafo de tinta azulada que ya desprendía un copioso charco del líquido por encima del escritorio.

Habían pasado dos días de la escena doméstica que había aguado lo poco que ya de sí quedaba en mi relación con Claudia Schiffer, una jovencita rubia y atractiva que se desnudaba cada noche en la pared de mi habitación.
Cuando mi eyaculación -no demasiado precoz- me lo permitía, bajaba a la calle a tomar el fresco, deambulando de un barrio a otro, para pasar el rato, como un náufrago en un trasanlántico de ciento cincuenta millones de euros. Pero no tardé demasiado en darme cuenta que la cubierta que pisaba no tenía nada de particular. Lejos de encandilarme, me daba asco y me quemaba las suelas de los zapatos al andar. Transitaba por todos los sitios que podía sin dejar de ver mi casa a menos de trescientos pasos. Sabía que toda mi vida anterior no tenía objetivo ahora. Era hora de quemarlo todo. ¡Todo!

Y así fue. El póster voló. Luego vinieron las estanterías, los libros del instituto, de la universidad; hasta los cojines de Mickey Mouse que aún guardaba en el desván. Lo cogí todo e hice una fogata en el centro de mi habitáculo. Cogí un Pall Mall, encendí un pitillo y tiré la caja entera a las llamas. Instantes después le siguió el cigarrillo. Estaba purificándolo todo. Era mi especial homenaje a todos los ídolos de barro que me habían presentado cortésmente desde que tenía seis años. Ya no me servirían de nada todos esos hijos de mala madre, cochambrosos, ahora entre los escombros de la antorcha que ardía sin parar. El fuego consumía rápidamente el territorio bastardo que, igual que un híbrido de robocop y terminator tanto me había dado de beber. Por fin era libre. Y no tenía ninguna duda acerca de cómo usar mi libertad. Cogí algo de ropa y pasta y salté por la ventana, con gran ruido de cristales. Mientras me alejaba de la casa contemplé como mi obra de piromancia se extendía por todo el inmueble, consumiéndose poco a poco hasta los cimientos. La victoria era completa. Lo había matado todo. Ahora empezaba a nacer.



Copyright:

Relato:
©Ángel Brichs Papiol

Fotografía:
©Man Ray. Barbette, 1926









2 comentarios:

N. dijo...

El relato está muy interesante, felicidades al autor. La ruptura con Claudia Schiffer-poster me ha dejado fascinada.

Zenius:

Gracias por el comentario que ha dejado en mi blog. Es un gran halago pues la poesía de Tzara es quizás, después de Antonin Artaud, lo que más leo y releo.

Muchas gracias también por ofrecerme este espacio. ¿Acepta poesía o sólo narrativa?

Saludos, N.

elsagillari dijo...

Un relato que me atrapó desde el comienzo.Imaginación sui generis que rompe con estructuras narrativas densas. Me gusta el ritmo, las imágenes, los deseos de comenzar de nuevo una nueva vida rompiendo con la masiva conformidad social, en un deseo propio ya sin conductas prestablecidas. Excelente texto. Felicitaciones.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: