¿Qué lecturas os seducen más?

domingo, 7 de marzo de 2010

Cuéntame (poema de Juan Antonio González Molina)


He aquí que tenemos el gusto de ofrecerles un nuevo poema de uno de los poetas más queridos por nuestros lectores: Juan Antonio González Molina. Se trata de una poesía reivindicativa, cosa que ya habíamos visto en su lírica universalista ya comentada, pero que esta vez él mismo le añade un acicate, o sea, el alineamiento hacia una causa en particular.



CUÉNTAME


(A todos los niños desaparecidos-secuestrados durante la dictadura argentina, a Francisco Madariaga Quintela, nieto número 101 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, que ha inspirado este poema; y por supuesto a las citadas Abuelas de plaza de Mayo por su incansable labor en pos de la justicia, la dignidad y la Libertad).

.

Cuéntame como ha sido tu vida,
Cuéntame de vos
Cuéntame, ¿tengo hermanos?
Cuéntame todo por favor;


Háblame de primaveras
de la herida sin compás
de perdón ni espera,
de las noches en silencio
de las lágrimas de la dignidad,
cuéntame de vosotros,
cuéntame de mamá,
de sus ojos fijos,
de su cara, de su claridad
llamando a la puerta de los sueños,
del significado verdadero
de la palabra libertad,
dime que soy hijo del amor
y no del odio voraz
que devora sin remedio
al más capaz de los hombres.


Cuéntame papá,
borra de mis ojos
tanta infamia,
tantos gritos demenciales,
tanta historia malcriada
tras los pasos criminales
de mis captores resonando
como fusiles y sables
por los pasillos.


Cuéntame de cómo os conocisteis,
de aquella noche de luna
y estrellas entregadas,
de las palabras lindas
que os dijisteis al oído,
dime de cómo pudisteis con ellos,
de cómo a pesar de los llantos
de los grises cuarteles
de la sangre sobre la mesa
de los apesadumbrados
ojos que parecían derrota
y eran la victoria pura
de los que sabían que la historia
la escriben los valientes,


dime papá,
cuéntame,
háblame de quien soy,
de donde vengo,
dime que soy amor y batalla,
viento puro de condena
que no olvida ni perdona,
que cuenta su historia
para que paguen los culpables,
dime padre
que nunca me olvidaste,
que soy el recuerdo vivo
de aquella mujer rebelde
que entre el humo y los tanques
te robó el corazón,
cuéntame, dime padre,
que hay tiempo,
que aun no es tarde
para celebrar la Vida.


Copyright:


Del poema e imagen:

Juan Antonio González Molina©


Introducción:
LITERATURA DEL MAÑANA©


Publicado en este blog bajo el consentimiento del autor:



1 comentario:

Nadia Filiberti dijo...

La víctima devuelve poesía a una sociedad miedosa, cómplice o indiferente. Todavía hay esperanza.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: