¿Qué lecturas os seducen más?

domingo, 14 de febrero de 2010

Un helado para comer (cuento corto)



“The opposite of progress is the congress”
Refrán americano



Una belleza sin mácula trocó por completo esa niebla matutina que todo lo englobaba. Esa lánguida cara, esculpida en un cuerpo grácil que desprendía una esencia virginal, remataba con esmero las líneas curvas de una figura provista de un estilo y maneras más propias de una mujer adulta que de una joven búlgara de veinte añitos recién cumplidos. Como si el Sol la hubiese escuchado, tan pronto levantó la persiana del carro de los helados (esos móviles que podemos encontrar en la intemperie, en campos o jardines públicos), los negros nubarrones y la calima que no te dejaba ver más allá de treinta pasos, fueron desapareciendo, lentamente, por el impacto de los rayos solares. Poco a poco, el parque de Bourgas se fue llenando de gente. Familias enteras acampaban al aire libre y la cola de los helados se iba haciendo interminable, llena de niños, mujeres embarazadas, gente mayor, padres e indigentes, y hasta algún que otro gato que esperaba su ración.
Con mi tarrina de fresa y nata en la mano, que iba apurando con una cucharilla de plástico de fabricación eslovena, fui dando una vuelta por los jardines desconocidos de un equipamiento público que no se había mantenido desde los ochentas. Sin darme cuenta, me hallé en un pantalán al más puro estilo californiano, pero sin vigilantes. Miré abajo. En unos amarres improvisados yacían dos embarcaciones, cuyos miembros lanzaban gritos al aire mientras se zambullían en el agua. A su alrededor, una cortina de medusas te hacían comprender que te encontrabas ante el Mar Negro. Un pozo sin fondo que cubría las miserias de la industrialización masiva y un ecologismo inexistente.
El helado ya no existía. En vano, intenté buscar el amalgama DER GRÜNE PUNKT. ¡Buen provecho, panoli! -pensé para mí, mientras que oía la voz de ese escritor sin nombre que todos llevamos dentro: “El colono del individualismo que yace en nosotros; la fútil realidad de nuestra existencia, que nos hace lo que nos sostiene, ver como somos y ser en lo que nos hemos convertido.”



Copyright:


Del relato:
Ángel Brichs©
escritor


De la imagen:
Abi Pap, 2010©


Publicado en este blog bajo el consentimiento del autor:



1 comentario:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Seguimos en el mismo sitio, interesante secuencia.
Muy buena personificación del mar en un monstruo, devorando seres.
Excelente relato. Me encantan las descripciones que vas haciendo mientras llevás al lector al qui del texto.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.

Archivo de blog

Espacios publicitarios: